Centurión habló de su vínculo con las drogas y blanqueó su amor por las armas

El delantero de Racing habló de su dura infancia y de los escándalos que protagonizó.

Ricardo Centurión participó este sábado del programa Podemos Hablar (Telefé) y habló sobre su infancia, su afición por las armas,, los escándalos que protagonizó y su vínculo con las drogas.

"Tuve una infancia difícil. Nací en una villa cerca de Avellaneda y eran muy pocas las posibilidades de ser futbolista. Lo veía muy lejos. A mi viejo lo perdí de muy chiquito. Trabajaba en una fábrica de pirotecnia ilegal, en negro. Hasta el día de hoy no se sabe cómo explotó. Eran siete empleados y murieron todos. Mi mamá se hizo cargo de tres hijos. Yo tenía cinco años. Ahí empezó otra nueva vida. Todo lo que veía normal eran armas, drogas y un montón de cosas que uno ve o escucha y debe callar", relató sobre sus orígenes.

"El cambio se dio cuando yo empecé a jugar al fútbol. Ahí, mi representante me dio un departamento y saqué a mi familia de la villa. Pero también trasladé a mis amigos. Era lo mismo, seguía en la mía", añadió.

"Hoy por hoy no puedo volver al barrio. Para muchos tengo un signo pesos en la frente. Hay mucha envidia.Esa es la palabra: envidia. Y la que sufre es la familia", explicó.

A su vez, el futbolista que actualmente reconoció que se dio cuenta que el colegio "es muy importante" y aseguró que por el fútbol lo "dejó de lado". "Vos te mezclás con las personas de la villa y no tenés relación con otra gente. Sos discriminado y nadie apuesta a las condiciones que tenés", afirmó.

"Me gustan las armas. Me jugó muy en contra. La primera foto que me saqué con un arma fue antes de ser profesional. Cuando fui profesional empezó a circular la foto. Después la otra foto que estaba en la casa de un amigo con una ithaca doble caño, me saqué la foto y no me acuerdo a quién se la mandé".

En cuanto a las polémicas fotos con armas que figuran en su historial, dijo:"Me gustan las armas. Me jugó muy en contra. La primera foto que me saqué con un arma fue antes de ser profesional. Cuando fui profesional empezó a circular la foto. Después la otra foto que estaba en la casa de un amigo con una ithaca doble caño, me saqué la foto y no me acuerdo a quién se la mandé. Otra vez me mataron. Me gustan las armas. Si me criaba con un yate, me sacaba fotos con un yate. Jamás cometí un delito porque sabía que después llegaba a mi casa y cobraba".

Embed

El jugador tampoco eludió hablar de su relación con las drogas: "Cuando debuté en primera, que me llegó todo junto, agarré marihuana. Hoy en día tenés controles antidoping que te puede caer sorpresa, quizás te cae en la semana y si lo hiciste es una mancha que no te la sacás más. Antes era uno por semana y te podías mandar un blooper".

Por último, Ricky dijo que se quedó con ganas de estar en la Selección Nacional y afirmó que es hincha de Boca.

Embed

LEÉ MÁS

¡Piedra libre para Sol Pérez, Centurión y la gorra buchona!

Centurión y la Selección: "Duele que te boludeen"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído