El clima en Neuquén

icon
17° Temp
42% Hum
La Mañana Boca

Lo salvó Romero: Almirón y sus cambios inexplicables en el Boca finalista

El entrenador de Boca sacó a Merentiel y Barco, dos de los mejores jugadores de la cancha y el xeneize no pudo aguantar la ventaja que tenía. Después, Romero apareció en los penales.

Boca está en la final de la Copa Libertadores pese a su técnico. Jorge Almirón acertó con el planteo inicial ante Palmeiras, en el partido de vuelta de semifinales. El DT del xeneize decidió repetir el once titular que había jugado bien en la ida, más allá del empate sin goles.

El problema fueron los cambios en el segundo tiempo del encuentro de vuelta. Almirón se vio superado por la situación una vez más. Cuando el Verdao se venía en busca del empate, realizó modificaciones que fueron metiendo atrás al equipo.

Primero puso a Bruno Valdez, uno de los jugadores más flojos de Boca en el año, para armar una línea de tres defensores. Eligió al paraguayo por encima de Nicolás Valentini, que viene rindiendo bastante mejor. Además, el que salió fue Miguel Merentiel, que estaba acompañando muy bien a Edinson Cavani en la delantera.

Pero el cambio más criticable es del de Valentín Barco. El DT ya había querido sacar al Colo para poner a Lucas Janson a los 13' del complemento, pero el zurdo le pidió seguir un rato más en el campo. Cuando fue expulsado Marcos Rojo, Almirón se vio obligado a poner a Valentini y decidió que Barco saliera del equipo, cuando era el que mejor podía cuidar la pelota lejos del arco rival, como lo había hecho en la etapa inicial.

Si bien Palmeiras no lo peloteó a Boca, fue Romero con sus atajadas el que llevó al equipo argentino a los penales y allí la rompió de nuevo.

Antes del final del partido, además, el cuerpo técnico cometió un grave error por entrar en el juego del árbitro, que le impidió hacer dos cambios juntos y por eso no pudo entrar Jorman Campuzano junto a Saracchi, que sí logró ingresar por el lesionado Frank Fabra.

Qué dijo Almirón después de pasar a la final

Almirón decidió cargar en sus jugadores el mérito de la clasificación obtenida este jueves ante Palmeiras en el Allianz Parque paulista por penales, al señalar que este logro "es todo de los muchachos".

"Estamos muy contentos de haber llegado a esta final. Yo viví otra con Lanús y esto es un orgullo y una alegría enorme", señaló Almirón en la conferencia de prensa pospartido, recordando la definición perdida por el "Granate" ante Gremio, también de Brasil.

"Pero esto es todo de los muchachos, por el esfuerzo que hicieron para llegar a esta definición", destacó Almirón, borrando del registro todo lo acontecido luego de la derrota del domingo en el Superclásico ante River.

Para el entrenador nacido en San Miguel hace 52 años, la justificación de algunos cambios realizados en este encuentro como los ingresos de Bruno Valdez por Miguel Merentiel y Nicolás Valentini por Valentín Barco, fue que "a eso llevaron las circunstancias del partido".

Embed

"En el segundo tiempo ellos se nos vinieron encima y sobre todo después de quedarnos con 10 jugadores por la expulsión de Marcos Rojo debimos protegernos más, pero cuando llegamos a los penales sabíamos que con el monstruo que tenemos en el arco (Sergio Romero) lo íbamos a ganar", completó.

La delegación boquense partía a las 2 desde San Pablo de regreso a Buenos Aires.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario