El colmo: ahora Chile nos vende el gas para pasar el invierno

Para el ministro de Energía, sale más barato que importarlo desde Bolivia.

Buenos Aires
Parece insólito pero la Argentina, que en abril de 2004 dejó de exportar gas natural a Chile, ahora comienza una nueva etapa con la importación del combustible desde el país vecino que, según el ministerio de Energía, resulta la opción más económica para la economía local.

El ingreso de gas natural desde Chile está previsto que comience el 12 de mayo, con el funcionamiento otra vez de los gasoductos, y según el ministro de Energía, Juan José Aranguren, significará un ahorro de 46 millones de dólares para Argentina.

Los dos contratos para importar gas chileno, que a su vez es importado desde el sudeste asiático, significarán para la Argentina una erogación de cerca de 95 millones de dólares durante el próximo trimestre.

Aranguren indicó que Bolivia le vende a Brasil y a Argentina y no tiene más gas, y en el invierno está completa la posibilidad de recibir más gas por barco: "Por lo tanto, la oportunidad que teníamos para reemplazar el gasoil era esta".

"Estamos reemplazando un producto que nos sale u$s 10,5 por millón de BTU por otro que nos sale siete. Obviamente es más caro que el que nos sale 3, pero no hay", aseveró el ministro de Energía.

En ese sentido, aseguró que la importación de gas de Chile representa para el país un ahorro de u$s 46 millones, porque el combustible que se compra al país trasandino es más económico que el gasoil.

El funcionario respondió así a las críticas por la decisión de comprarle gas a Chile a siete dólares el millón de BTU, cuando ya se le compra a Bolivia a un costo de u$s 3 y se importa gas licuado a u$s 6,5.

"Si tuviéramos acceso a otra fuente de gas natural, tendríamos mayor disponibilidad para que las amas de casa tengan gas en sus hogares o no les cortemos el gas a las industrias o no les cortemos el GNC a los taxistas", dijo el ministro.

Sin embargo, el ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, dijo que su país cumple con enviar a Argentina un promedio de entre 18 y 19 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas, y afirmó que puede cubrir una mayor demanda.

"No hemos incumplido a Brasil, no hemos incumplido a la Argentina, no hemos tenido una propuesta para aumentar volúmenes", insistió Sánchez. El contrato establece para el periodo 2016-2017 un volumen mínimo de 19,9 MMmcd y un máximo de 23,4 MMmcd. "Los hermanos argentinos tienen la posibilidad de sentarse en la mesa de negociaciones y proponer nuevos volúmenes", aseguró el ministro boliviano.

Más allá de la conveniencia o no del negocio, Aranguren está en el centro de la polémica por presuntos beneficios a Shell, empresa de la que posee acciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído