El Estado neuquino asume su responsabilidad en el caso de Ivana Rosales

Este miércoles firmará un acuerdo en el que reconoce la violencia ejercida y se compromete a tomar medidas para que no se repita.

El Estado provincial de Neuquén reconocerá este miércoles su responsabilidad en la violación de los derechos humanos de Ivana Rosales y sus hijas Abril y Mayka. Las tres fueron víctimas de la violencia machista ejercida por Mario Garoglio, pero luego sufrieron los maltratos del Estado al no obtener justicia.

Es por esto que firmará un acuerdo de solución amistosa con Abril –quien está bajo el patrocinio del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS)- luego de que Ivana llevara su causa a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Así, se comprometerá con una serie de acciones de reparación y no repetición del caso.

Te puede interesar...

“Es una gran noticia. Es un momento para celebrar y honrar la memoria de Ivana y seguir trabajando porque las demandas siguen absolutamente vigentes”, aseguró Edurne Cárdenas, abogada del CELS, a LMN. Y destacó la firma del acuerdo como “un primer gran paso” ya que luego deberá ser el Estado nacional el que tome el mismo compromiso.

“La idea es generar la no repetición para todo el país, entonces hay una gran parte del trabajo que tiene que hacer el Estado federal en su condición de garante de igualdad. La petición de Ivana Rosales es contra Argentina”, agregó Cárdenas.

Entre las medidas a las que se compromete el Estado provincial están incluidas el patrocinio jurídico gratuito para víctimas de violencia, registro de casos de violencia, la creación de un hogar refugio, medidas para capacitar a funcionarios en materia de igualdad de género. Muchas de estas acciones se encuentran enmarcadas en leyes nacionales vigentes como la Ley Micaela o la Ley para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres.

“Es todo muy emocionante y hay muchos sentimientos. Con Ivana teníamos una relación personal y para el CELS ella era parte de nuestra historia y nuestra comunidad”, expresó la letrada, a pocos días de haberse cumplido dos años de que Ivana fuera hallada muerta en su casa de Plottier, el 6 de septiembre del 2017.

Libre, no valiente

Beatriz Kreitman presentará este viernes el libro Libre, no valiente, en el que reconstruye la historia de Ivana Rosales, sobreviviente de intento de femicidio y luchadora incansable por los derechos de las mujeres. “Fue una mujer que encaró con muchísima fortaleza una realidad terrible, no solo desde lo personal, con un agresor que quiso matarla, sino también por la violencia que sufrió de la Justicia, del Estado en general”, afirmó Kreitman a LMN. La presentación será a las 20 en el salón blanco de AMUC (Avenida Argentina 1525).

El 18 de abril de 2002, su esposo Mario Garoglio ahorcó a Ivana con un alambre, luego la golpeó con una piedra en el rostro y el cráneo y la metió en el baúl de su auto, condujo hasta la casa donde vivían en Plottier y se entregó a la Policía. Durante el juicio por tentativa de homicidio agravado, Ivana fue revictimizada y estigmatizada por la Justicia. Garoglio, además, abusó de sus hijas y en 2012 Mayka, una de ellas, se quitó la vida.

LEÉ MÁS

Beatriz Kreitman: "Ivana Rosales fue la precursora del Ni Una Menos neuquino"

En homenaje a Ivana Rosales, Neuquén tiene su día contra las violencias hacia las mujeres

"La única herencia que me dejó mi mamá es la lucha"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído