El Rojo está incómodo en las inferiores de Lifune: pelea por no descender

Independiente no marcha como en 1ª y lo sufre en la general.

Por Martín Gamero - deportes@lmneuquen.com.ar

El reglamento de la Liga de Fútbol de Neuquén marca que los últimos dos clubes en la tabla general de la divisional A pierden la categoría al final del certamen oficial.

El año pasado fueron Don Bosco de Zapala (a pesar de haber sido campeón en la primera división) y San Patricio de El Chañar los que debieron dejar la máxima. Y esta temporada muestra transitoriamente a Independiente y Bicicross de Senillosa peleando por salir de esos dos últimos lugares.

Te puede interesar...

El caso del Rojo neuquino es más que llamativo. Es un histórico en la Liga y ha logrado 13 títulos desde que comenzó a jugarse el certamen. Su última estrella doméstica fue hace 14 años (2005).

La tabla provisoria marca que Independiente suma 129 puntos (tiene dos partidos pendientes ante Sapere) y está a cinco de Centenario, su rival más cercano.

La pelea todavía está más que abierta ya que hay cinco clubes que están distanciados en 10 puntos de diferencia (San Lorenzo 139, Sapere 138, Petrolero 137, Centenario 134 e Independiente 129), cuando restan 7 capítulos por desarrollar.

“Trato de que no me preocupe. Prefiero ofrecer buenas energías y ayudar en lo que se pueda. No ganamos nada con preocuparnos. Tenemos que trabajar en equipo los cuerpos técnicos de cada categoría”, afirmó Walter Torres, responsable de reserva (desde el fin de semana), quinta y sexta.

El Rojo se encuentra peleando mano a mano con Deportivo Rincón en la primera división (a cinco puntos), pero le resulta insuficiente en la sumatoria de toda la escalera.

Cantidad de jugadores

El entrenador del plantel superior es el histórico Rubén “Pela” Bucarey, quien tiene su visión de lo que sucede en las formativas. “Estamos todos preocupados. Independiente es un club grande en la Patagonia”, expresó. No dudó en apuntar la escasa cantidad de jugadores que hay en las diferentes divisiones. “Se han ido muchos. Nosotros también tenemos un plantel corto. Duele ver a ex futbolistas nuestros, vestir la camiseta de otros clubes”, amplió.

Torres comparte el análisis del Pela Bucarey: “Una dificultad que encontramos cuando llegamos fue la justa cantidad de jugadores por categoría. Cada lesión o expulsión fecha a fecha nos afecta en el armado de un equipo competitivo. Cuando se analiza solo la tabla de posiciones y no el trabajo de formación con el chico, siempre va a ver descontento”, dijo.

El presidente de la institución, Gastón Sobisch, prefirió no opinar del tema, teniendo en cuenta que “hay menores de edad involucrados en la tabla general”.

En la próxima fecha, la 14ª, Independiente se cruzará con San Lorenzo, un rival directo para escapar del fondo. Está claro que el panorama puede cambiar en los próximos días, pero el 2019 del Rojo viene con números en el mismo tono.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído