Fiesta de Carnaval pero como Dios los trajo al mundo

La insólita celebración en Buenos Aires fue con desnudos totales, pero sin intercambios sexuales.

Buenos Aires.- Unas 80 personas festejaron el Carnaval en una casa de arte del barrio porteño de San Telmo con una modalidad especial: todos fueron desnudos y se propusieron así subvertir a su manera el orden social establecido, que es una de las características de la fiesta del Dios Momo, en la que por unos instantes todos son iguales y libres.

Con un fuerte énfasis en "el respeto y en medio de un clima de armonía", como definió Paula Brindisi, una de las organizadoras de la fiesta, transcurrió la noche con espectáculos en vivo, mucha música y mucho baile, acompañados de comida vegetariana, bebidas y tragos. "Pero los músicos estaban vestidos. Es difícil encontrar músicos que se desnuden, por los prejuicios, por el pudor, porque entre ellos no es fácil verse desnudos y, cuando son mujeres, hay más pudor aún", precisó.

Al definir el sentido de la desnudez, Brindisi remarcó que "es la libertad, es la aceptación al máximo de uno mismo". "Te olvidas que estás desnudo, es como que no te das cuenta y te la pasas bailando y divirtiéndote, y todos están bailando a tu lado despojados de una carga sexual", explicó.

80 personas se animaron a participar de la particular celebración en San Telmo.

En este marco, "no hay descontrol, no hay conductas sexuales, no hay excesos", enfatizó tras recordar que estas fiestas son temáticas, se ajustan a las normas de respeto de la comunidad nudista y suelen realizarse en forma itinerante una vez por mes, por eso en esta oportunidad el tema fue el Carnaval.

"Otras tienen que ver con, por ejemplo, la milonga nudista, el karaoke nudista", contó la organizadora.
Con el brillo de los cuerpos al desnudo, que se fueron resaltándo a lo largo de la noche con expresiones artísticas de body painting, la fiesta comenzó con música brasilera mientras en la calle se desataba una lluvia torrencial, y culminó cerca de las cuatro de la madrugada, con un público que se fue con ganas de volver.

"Estuvo espectacular, la gente se fue muy contenta y queriendo volver al próximo evento, que aún no sabemos dónde va a ser ni en qué fecha, pero cercana al 10 de marzo", dijo la organizadora.

Contó que a la fiesta concurrió "un grupo que se repite siempre y se conoce, y también hubo mucha gente que participó de esta experiencia por primera vez, que se fue soltando a través de la música y el baile, y en un ambiente de luces tenues y de colores, y con mucho cotillón".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído