Golpe boquetero a la administradora de McDonald's

Fue el primer día del año en el centro. Se alzaron con casi un millón de pesos.

Malas noticias para empresas y comercios. Los boqueteros no se tomaron vacaciones y el primer golpe del año lo dieron la madrugada del primero a la empresa administradora de McDonald’s, de donde se alzaron con un botín millonario.

Te puede interesar...

El caso fue puesto bajo siete llaves por la Policía neuquina, pero LM Neuquén pudo relevar datos claves del robo. La principal sospecha gira en torno a una entrega.

La firma afectada fue Likke SA, administradora de McDonald’s, cuyas oficinas se ubican en calle Salta y Roca, lindantes a unos consultorios médicos. Por la ubicación geográfica, el responsable de la empresa radicó la denuncia en la Comisaría Primera.

Los delincuentes accedieron al local tras realizar un boquete en la pared lindante a los consultorios, por donde ingresa fácilmente una persona de mediana contextura. Una vez en el interior, fueron al piso superior y violentaron la caja fuerte para llevarse un monto importante de dinero.

Recuadro-pagina-29.jpg

Cuando volvieron al trabajo el 2 de enero, descubrieron el robo. En un primer momento el responsable de Likke SA estimó que les habían llevado 600 mil pesos y pidió a los efectivos de la Comisaría Primera tiempo para realizar un arqueo.

Con el proceso contable concluido y revisada toda la oficina, ampliaron la denuncia en la que quedó constancia de que le llevaron más de 930 mil pesos, dos notebooks y una contadora de dinero.

En paralelo, personal de Delitos arribó al lugar para hacerse cargo de la investigación y Criminalística se encargó de realizar las pericias del caso en busca de rastros y huellas que ayuden a dar con los boqueteros.

Oficialmente no se brindó información, pero entre las medidas de rigor que se deben llevar adelante, está el chequeo de las medidas de seguridad del edificio, es decir, alarma y cámaras en caso de contar con ellas.

Además, se deberán solicitar las imágenes de las cámaras del sistema público de seguridad que estuvieran instaladas en las inmediaciones y los registros de comercios o viviendas cercanas.

En paralelo, se deberá investigar a cada uno de los empleados y los últimos movimientos que hubo en el edificio, es decir, quiénes concurrieron los días previos, ya que una de las hipótesis más fuertes es que se trató de una entrega.

LEÉ MÁS

Boqueteros se alzan con $300 mil de una ferretería

Desbarataron banda de boqueteros que dio millonario golpe en un comercio neuquino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído