Infidelidad a la vista

Laurita Fernández desmintió su romance con Fede Bal, pero habría sido su novio, Hoppe, quien los descubrió.

Laura Fernández, pareja del productor de Showmatch Federico Hoppe y tercera en discordia en la escandalosa separación entre Barbie Vélez y Federico Bal, se presentó en Intrusos para aclarar las versiones de infidelidad que la tienen en el ojo de la tormenta.

La bailarina no la pasó nada bien, porque si bien expuso y reivindicó su fidelidad, se sorprendió cuando Jorge Rial le dio el nombre de una tercera persona que la vio a ella y a Bal entrando al departamento del hijo de Carmen Barbieri. "Voy a ponerle nombre a esa tercera persona que dice que los vio. La versión que nos llega a algunos es que quien ve a Fede Bal y a vos entrando en el departamento, y a él yéndose a las once de la mañana, es Federico Hoppe (su novio)", le dijo Rial a Laurita.

ACORRALADA "Están diciendo de él que me hizo guardia, que me espió. Él se enteró de todo por mí", dijo Laura.

Angustiada y entre llanto, la rubia se defendió y bastante incómoda explicó: "Quiero aclarar lo de Fede Hoppe. Ese es mi punto débil porque realmente no puedo creer las cosas que se están diciendo de él, que me hizo guardia, que me espió. Él se enteró de todo por mí, porque yo hablo todo", respondió la bailarina.
Ticket delator
Mientras Fernández estaba en el piso de Intrusos, Alejandro Pucheta, padre de Barbie Vélez, publicó en Instagram la foto de un ticket de un hotel alojamiento, con el que quiso demostrar una supuesta infidelidad de Bal a su hija. Laurita habló en el programa de Ángel de Brito y salió al cruce de los rumores: "Dicen que fui al telo con Fede Bal, y yo nunca fui a ningún lado".

La foto indica que el turno del telo comenzó a las 14:45 y finalizó a las 19:45 del sábado, abonando un importe de 480 pesos.

Fotos inéditas
La revista Gente publicó más fotos de Barbie que dejan en evidencia las marcas de moretones en su piel -producidas por Bal- que luego fueron constatadas por un informe médico. "Ante la firme sospecha de lo que finalmente se supo (un hecho de violencia), se decidió publicar la foto y no borrar el hematoma con Photoshop. Hacerlo habría sido complicidad, por omisión, de ese comportamiento tóxico", informó la publicación.

FRASE
"Borrarlos (los moretones) iba a ser complicidad con la violencia".
Revista Gente Su descargo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído