Intentaron fusilar a su vecino por viejas deudas

Neuquén.- Un presunto ajuste de cuentas fue lo que motivó que dos hombres fueran hasta la casa de su vecino en la toma 2 de Mayo e intentaran fusilarlo. La víctima (37), mientras lo atendían, pudo decir dónde vivían sus agresores, aunque cuando le consultaron por qué lo habían baleado, simplificó la situación diciendo que era "un problema entre nosotros".

El hecho ocurrió ayer a las 8, en la manzana I de la toma del oeste neuquino. La víctima fue identificada como Ángel Román Argüello, que en ese momento realizaba un arreglo eléctrico fuera de su vivienda, según una alta fuente policial.

El hombre no alcanzó a advertir que sus dos vecinos, de 18 y 36 años, se acercaban corriendo con las armas en sus manos. Sin cruzar palabra, abrieron fuego.

"Los agresores viven a unas tres casas y le dispararon en la cara y el hombro con un revólver y una escopeta", añadió la fuente.

El hombre fue trasladado de inmediato al hospital Heller y de ahí derivado al Castro Rendón, donde se encuentra internado.

La hipótesis más fuerte es que se trató de un ajuste de cuentas ya que fue la propia víctima la que aceptó estar enemistado con sus vecinos. "Cuando llegó al hospital estaba consciente y deslizó que lo habían baleado por diferencias que tiene con sus agresores", aseguró.

El hombre está fuera de peligro, ya que sólo recibió impactos de perdigones de plomo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído