Joven le sacó el auto a su padre y mató a un nene que jugaba en la vereda

No sabía manejar ni tenía licencia de conducir. Testigos aseguran que estaba bajo efecto de alcohol o estupefacientes.

Un hecho fatal ocurrió ayer, en el partido bonaerense de Hurlingham, cuando un adolescente de 18 años le sacó el auto a su padre sin permiso y atropelló y mató a un nene de un año y medio que jugaba en la vereda.

El joven que fue arrestado por la Policía y acusado de homicidio. Según testigos, manejaba rápido, no tenía registro y estaba presuntamente “drogado o alcoholizado” en el momento del choque, que le costara la vida al niño.

Máximo Escalada, de un año y seis meses, estaba jugando con parientes fuera de su casa, cuando el conductor chocó otros autos, terminó subiendo a la vereda y embistiéndolo, para luego intentar huir y ser atrapado por los vecinos, que lo retuvieron hasta que llegó la Policía.

El nene, con hundimiento de cráneo fue rápidamente trasladado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) y luego derivado al Hospital Posadas, donde falleció durante la madrugada de este miércoles a causa de las graves heridas recibidas.

Por su parte, el joven, identificado como Nicolás Maximiliano Hermosilla, de 18 años, quedó alojado en la Comisaría 4° de Villa Tesei y a disposición de la Justicia, que caratuló la causa como "homicidio".

Según los vecinos, Hermosilla tomó el auto de su padre sin su consentimiento, a pesar de no saber manejar y no contar con licencia de conducir.

En el barrio Mitre de Villa Tesei aseguraron que el Chevrolet Corsa estuvo dando vueltas por la zona a alta velocidad y frenando de golpe, como si el conductor se encontrara drogado o alcoholizado.

Finalmente, el joven colisionó con otros vehículos, perdió el control del suyo y se subió a la vereda en la esquina de Álvarez Padro y Lángara, donde Máximo se encontraba jugando cuando fue embestido y arrastrado varios metros hacia el portón de su vivienda, donde funciona un kiosco y un almacén.

El nene vivía en la casa de al lado del adolescente que causó el siniestro.

Al perpetrar el hecho, Hermosilla intentó escapar corriendo, pero fue reducido por los vecinos y luego aprehendido por oficiales de policía.

Junto al conductor circulaba como acompañante Gonzalo Gabriel Domínguez, un adolescente de 16 años, al que le tomaron declaración para intentar esclarecer el episodio.

Según trascendió, el padre de Hermosilla sólo le prestaba el auto, bajo su mirada, para manejar dos cuadras cuando lo llevaban a lavar, ya que estaba aprendiendo y no tenía registro.

"Era muy evidente que iba a pasar una tragedia, porque esos chicos se juntan, toman cerveza, se drogan y después agarran el auto o las motos y usan estas calles como pistas", dijeron vecinos al portal local No Ficción.

"Esta tragedia iba a pasar de un momento a otro. El chiquito ni siquiera estaba en la calle. Estaba en la vereda y el auto se le fue encima", agregaron.

Fuente: NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído