La conmovedora historia de Abril Rosales y su lucha llegan al cine

La hija de Ivana presenta su película Gotas de lluvia, la secuela de Ella se lo buscó, que retoma la historia de su mamá y narra en primera persona los abusos que sufrió de pequeña por parte de su progenitor. El preestreno será hoy a las 21 en el MNBA. La entrada es libre y gratuita.

Por Analía Castro - castroa@lmneuquen.com.ar

“Desde pibita la peleé, desde pibita la sigo”. Como una flor que irrumpe en medio del cemento, Abril Rosales pone en lo más alto el legado de su mamá Ivana. Y a dos años de su partida, lleva su desgarradora historia de abuso sexual infantil, violencia de género e institucional a la gran pantalla para crear conciencia, sensibilizar y visibilizar las terribles consecuencias de una sociedad patriarcal.

Te puede interesar...

Gotas de lluvia, el documental en el que recuerda los momentos más lacerantes de su vida y comparte su presente de resiliencia y militancia, llega hoy a las 21 al auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes para coronar la jornada de lucha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La proyección, con la presencia de la protagonista y los realizadores, incluirá una charla debate.

El film dirigido por Susana Nieri y producido por Luis Rey reconstruye la mira de esa niña que fue testigo y víctima del accionar violento de Mario Garoglio contra su madre, un ícono de la lucha feminista, que falleció en 2017 por las secuelas de la brutal golpiza que recibió en 2002. Abril se anima a contar los abusos que sufrió con apenas cuatro años, junto a su hermana Mayka, durante el régimen de visitas otorgado por el juez Martín Gallardo a Garoglio, tras su intento de femicidio que de alguna forma terminó perpetrando. También habla de la indiferencia de su hermano, del suicidio de Mayka y de la muerte de Ivana.

“En este momento estoy bien, aunque me hubiera gustado compartir este proyecto con mi vieja. Ella ahora estaría dándome miles de abrazos, nerviosa, diciéndome todo el tiempo lo mucho que me ama”, dijo Abril luego de ver por primera vez la realización que hace un retrato de su vida. Lo hizo en una función íntima, rodeada de sus amigas de militancia, algunos invitados que mantienen vivo su cariño hacia Ivana y los realizadores de la producción que procuraron cuidar, acompañar y contener a la joven de 20 años que acababa de verse reflejada en la pantalla.

“Hasta hace una semana estaba re nerviosa y logré calmarme con unas palabras que me dijo un amigo que estudia cine: ‘Ya todo este dolor lo pasaste, ya lo dejaste plasmado. Ahora es ver la película de tu historia que ya viviste, ya pasó. Pero esta película va a servir a un montón de personas, un montón de chicas que pasaron por la misma situación, que nadie las escuchó o no se animan a hablar’. Quiero que sea una herramienta de militancia para que las cosas cambien”, sostuvo Abril, con una entereza admirable. “ Cuando falleció mamá dije ‘hasta acá llegó’ y pasaron dos años y sigo pudiendo”, afirmó.

Un proyecto en medio del dolor

El proyecto de Gotas de lluvia surgió antes de la partida de Ivana, como una secuela de Ella se lo buscó, el documental que pone el foco en la violencia de género e institucional que sufrió esa mujer que pasó de soñar con el príncipe azul a transformarse en una referente de la lucha feminista, luego de sobrevivir un calvario que dejó innumerables heridas abiertas. Abril en ese momento tenía 18 años y, luego de varias charlas con su mamá, aceptó la propuesta de Susana Nieri, quien se había puesto al frente de la producción anterior, también junto a Luis Rey. Sin embargo, la sorpresiva muerte de Ivana en septiembre del 2017 puso en jaque la iniciativa. “Aparte de la tristeza y el dolor, tenía que ver qué iba a hacer con eso. Con Ivana habíamos empezado a escribir el guión. Después de un tiempo, retomé el contacto con Abril, y le encontré una vuelta estética formal. Invité a Mónica Lairana para que representara a Ivana porque en la versión original iba a estar ella”, contó Nieri, quien antes de emprender el rodaje trabajó con Abril a través de videoconferencias. “Filmamos en enero en el centro de Neuquén y en la casa de Ivana. Fue muy fuerte y emotivo, no solo por la temática sino por todo lo que conllevó volver a ese lugar”, señaló sobre la vivienda que fue escenario de las situaciones más desoladoras.

En cuanto a los criterios que entraron en juego a la hora de abordar los aspectos más duros de la vida de Abril, la realizadora -especializada en temas de género- explico: “Yo tengo una metodología de no intervención. Pauté con ella determinadas escenas y ella, ayudada por tres de sus amigas de la colectiva (Libertad, mujeres por la liberación), fue contando. La cámara no interviene, recoge lo que ella cuenta, no hay edición”. “Hay una abogada que toca el tema del Síndrome de Alienación Parental, una trabajadora social que aborda qué pasó en las escuelas con la Educación Sexual Integral y una psicóloga de la región que busca poner luz a esta relación que hay entre el abuso sexual infantil y el suicidio adolescente que fue lo que le pasó a Maika”, agregó.

“Con esta película se cierra un cuerpo audiovisual que intenta dar cuenta las distintas formas de violencias que sufrimos las mujeres. Documentar es eso, echar luz sobre lo que nos pasa. Los casos puntuales sirven para graficar lo que pasa y para dar cuenta de que de eso se puede salir, de que una puede reparar como Abril y Thelma Fardín. Contar lo que nos ha pasado, nos posiciona en otro lugar de emancipación y toma de conciencia”, remarcó.

Gotas-de-lluvia-Abril-Rosales.jpg

Neuquén y las marchas de Ni una menos en la gran pantalla

Aunque aún no tiene fecha de estreno, Gotas de lluvia se suma al creciente caudal de películas realizadas con productoras neuquinas. Además de abordar un historia local, muestra postales de la ciudad y imágenes de archivo que dan cuenta de las movilizaciones de Ni Una Menos y la cobertura mediática del caso.

“Esta película resignifica mucho la anterior. Queríamos que Abril pudiera contar su parte de la historia. Creo que es fundamental que esta película se haya hecho acá, que en algún momento la estrenemos y que pueda estar en cartel una buena cantidad de tiempo, porque hay que decir lo que pasa”, señaló el productor Luis Rey.

“Esto no tiene ningún fin comercial, sirve para mostrar cómo funcionamos, en dónde nos escondemos para no ver las cosas que pasan, en dónde se para cada uno, dónde se para el poder político o la justicia. Hoy va a haber una marcha, va estar la proyección de esta película. Eso no es espontáneo, se genera porque hay una lamentable necesidad”, agregó.

“Sabemos que Gotas de lluvia va a despertar esa fibra y va a hacer que los distribuidores intenten pasarla en otros lados”, manifestó Rey con el deseo de que la realización recorra el mismo camino que su antecesora. Es que antes de estar disponible en plataformas digitales, Ella se lo buscó fue declarada de Interés por el Congreso de la Nación y varias legislaturas provinciales, además de llegar a la pantalla de la TV Pública y de Canal Encuentro y proyectarse en festivales de cine, universidades y centros culturales.

LEÉ MÁS

Tras asumir su responsabilidad en el caso Ivana Rosales, el Estado promete construir un refugio en Plottier

"Estoy soñando con el país que se viene"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído