La dificultad para oír no les impide brillar en la liga

Son cuatro los clubes de Lifune que tienen en sus filas a jugadores con sordera e hipoacusia.

Martín Gamero

gamerom@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Emotivo y ejemplar. Añelo, El Porvenir, Villa Iris y San Patricio son pioneros a la hora de brindar oportunidades a todos por igual. Han abierto sus puertas a jóvenes con sordera e hipoacusia para que puedan sumarse y acercarse al fútbol.

En el caso de San Patricio, son cuatro chicos entre 18 y 25 años que juegan actualmente en reserva y primera.

Te puede interesar...

“La iniciativa de incluir a chicos sordos fue porque un colaborador mío, David Daruich, escribió un libro sobre su vida. Él es sordo de nacimiento y ese libro, más mi convicción sobre la inclusión, fue determinante”, cuenta Joaquín Pereyra, técnico del elenco de El Chañar.

En El Porvenir se encuentra Mateo Muñoz, quien arrancó en el club de Plottier en 2015 y previo fue a la escuelita Pasión Redonda. Tiene hipoacusia bilateral severa. Al año y diez meses fue intervenido en Buenos Aires y actualmente posee un implante coclear en el oído izquierdo. “El fútbol se ha convertido en su gran pasión y desafío personal”, destaca la mamá de Mateo.

Vladimir Parada es una persona con sordera que tiene 20 años y actúa en Añelo. “Juega en reserva y por ahí alterna en el banco de primera”, afirma Ricardo Jara, presidente de la entidad.

Otro ejemplo es Oscar Acevedo, futbolista de Villa Iris que padece hipoacusia. “Estoy hace tres años. Pasé por Unión Vecinal (dos años) y empecé a jugar en una escuelita que se llama Los Halcones (barrio San Lorenzo) cuando tenía 4 años. Ahí fue donde aprendí demasiado”, explica Acevedo.

“Hace seis años Vladimir entrena con nosotros. Siempre se adaptó bien a las prácticas. No tuvimos que cambiar nada. Es un chico muy aplicado”, destaca Norberto Rojas, técnico de la reserva en Añelo. Este gran avance en la incorporación de personas con hipoacusia y sordas a Lifune obligó a capacitar a árbitros en el lenguaje de señas (ver aparte). “La idea es que ellos se sientan cómodos y puedan practicar un deporte tan lindo como es el fútbol. Entre clubes nos consultamos mutuamente por el bien de todos”, destaca Aníbal Mora, presidente de San Patricio.

Si de sueños se trata, Joaquín Pereyra tiene muy claro qué es lo que espera para el futuro. “Sueño con demostrarle a toda la sociedad que la condición de mis jugadores no les impide a ellos luchar por sus deseos y que a veces no lo logran porque no les dan la oportunidad. Se los juzga por su condición”, reflexionó.

8 casos en la región

En el fútbol local, las entidades deportivas que dan el ejemplo a partir de la inclusión son Añelo, El Porvenir, Villa Iris y San Patricio. Lifune muestra su costado más humano y ejemplar. ¡Bien ahí!

Los árbitros se capacitan en lenguaje de señas

Debido a este progreso de la inclusión, la liga local avanzó la idea de capacitar a los jueces en el lenguaje de señas, que es de carácter obligatorio según manifiesta el Colegio y Escuela de Árbitros de APAF mediante la circular 4/2018. “Lo pensé porque había varios casos. Es importante capacitar no sólo a los árbitros para el lenguaje de señas sino también a dirigentes y a técnicos”, explica Carlos Escobar, quien preside esa entidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído