El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum

La historia de amor de Natalia Lobo, tras ganarle al cáncer

La actriz creía que el amor ya no formaría parte de su vida. Pero Ariel Polaco se cruzó en su camino y la hizo cambiar de idea.

Hace cinco años Natalia Lobo estaba devastada. Se había separado del padre de su hijo Inti y no se imaginaba volviendo a vivir una historia de amor. Pero la vida siempre da revancha y gracias a la insistencia de una amiga que la sacaba a comer para levantarle el ánimo, un día se cruzó con el empresario Ariel Polaco.

El 26 de marzo se casaron en un exclusivo barrio de San Isidro. Fue una boda soñada. Natalia llegó por el río, parada sobre la proa de un barco de la década del 30, con su vestido de inspiración celta diseñado por Benito Fernández. Si bien la historia parece un cuento de hadas el camino de la pareja hasta este presente no fue tan simple.

Te puede interesar...

Es que en marzo de 2019, a Natalia le detectaron un tumor maligno. Había que atacar el cáncer cuanto antes. A los tres días del diagnóstico la operaron y le sacaron 25 centímetros de intestino. Dos días antes de la operación tuvo una consulta con el cirujano. "El me acompañó y se asustó mucho. Cuando salimos del médico me dijo 'basta. cuando termine todo esto nos casamos'. Y yo le dije que sí", contó la actriz.

Natalia lobo y marido.jpg
La actriz conoció a su actual marido luego de separarse del padre de su hijo Inti.

La actriz conoció a su actual marido luego de separarse del padre de su hijo Inti.

En un reportaje que brindó a la revista ParaTi, Natalia contó cómo fue su historia de amor con Ariel. "Nos conocimos porque yo me había separado del padre de Inti hacía unos ocho meses... menos de un año y estaba muy muy triste. Porque toda ruptura es muy triste y más cuando es una familia", detalló.

Era una etapa muy difícil para ella, al punto de que "una amiga me sacaba a comer porque yo no tenía ganas ni de comer". En uno de esos almuerzos, apareció Polaco, quien también se había separado hacía un año. "Ahí nos conocimos y nos pusimos a hablar de lo que nos pasaba, de nuestra historia. Y después volvimos a almorzar y otro día me invitó a cenar y al principio éramos amigos. Bueno, era lo que yo creía", reveló.

Hasta que la amistad se convirtió en amor. "Un día le toqué la cara y lo ví. Ví su alma y sentí una gran conexión y se despertó algo en mí, como que lo conocía, lo reconocí... Nos unió la vida y lo pude ver, porque en otro momento no sé si lo hubiera visto", confesó en la entrevista.

El amor la tomó por sorpresa. "Yo no quería saber más nada con nadie. Nunca más. De verdad me había despedido de amor, del hombre, pero de verdad, de corazón... Para mí el tema hombres estaba terminado en esta vida", dijo Natalia. Pero el encuentro con Ariel fue "sanador".

La enfermedad fue un momento de muchísima unión. Él la acompañó todo el tiempo en el sanatorio, la cuidó y la sostuvo. Durante la recuperación planearon la boda. Pero llegó la pandemia y tuvieron que posponerla. Sin embargo, fiel a su filosofía de vida, Natalia cree que todo lo que pasó "fue perfecto".

Natalia Lobo y Ariel Polaco.jpg
Tras vencer el cáncer, Natalia Lobo se casó con el empresario Ariel Polaco.

Tras vencer el cáncer, Natalia Lobo se casó con el empresario Ariel Polaco.

Cuando se enteró que tenía cáncer llevaba ya un tiempo buscando un giro en su vida. "Yo venía hacía un tiempo con la idea de hacer un cambio, sentía que había algo que no estaba funcionando y me sentía mal. Cuando me dijeron lo que tenía, entendí claramente que el cuerpo me estaba avisando que había una etapa que había terminado" reconoció.

Y así le dio rienda suelta a su nueva vida con Ariel. "Los dos años de pandemia hasta el casamiento fueron entrarle a ese camino ciento por ciento. E ir acomodando, porque en un principio me fui a vivir con él (con Ariel) porque Inti estaba con el padre, ya que yo estaba complicada. Así que esos primeros meses fue ir acomodando la convivencia, ir dándose cuenta cómo es uno y como es el otro... cómo son las costumbres de uno, cómo es la de otro. Uno que cede, que no cede...", relató la actriz.

Ya recuperada y superada la peor parte de la pandemia, los novios se dedicaron nuevamente a planear el casamiento. El primero en la vida de la actriz, quien nunca había pasado por el registro civil. Hoy, a poco mas de cuatro meses de la boda, el matrimonio marcha sobre ruedas, aunque de una manera especial.

Natalia no convive plenamente con Ariel. Reparte su vida entre la casa de él y la suya, donde convive con su hijo Inti. Ella considera que Inti, de 19 años, todavía la necesita y no quiso que el joven tuviera que mudarse a otra casa para seguirla en su nueva vida. Así, ella va de una casa a la otra con su valija. Algo que no le incomoda porque "vivimos muy cerca".

Natalia lobo y su marido.jpg
Ariel Polaco llegó a la vida de Natalia Lobo cuando ella se había

Ariel Polaco llegó a la vida de Natalia Lobo cuando ella se había "despedido del amor".

Natalia Lobo y Ariel Polaco.jpg

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario