La historia de la futura contadora que dirigió a varones a los 19 años: "Saqué una sola amarilla"

Se trata de Josefina Weinbach, quien se lució en su presentación como jueza principal en Lifune.

Por Fabricio Abatte - abattef@lmneuquen.com.ar

Un hecho inusual y destacable aconteció ayer en Rincón de los Sauces en el cierre de la jornada 21 de Lifune. Una joven de 19 años dirigió oficialmente un encuentro de la liga neuquina. Hablamos de Josefina Weinbach, quien controló las acciones del cotejo que en décima división disputaron el León y Sapere y culminó con victoria, 3 a 0 del Funebrero.

Te puede interesar...

“Arranqué en el arbitraje cuando tenía 14 años, me fue motivando mi papá Néstor Orellano que dirigía hacía 20 años. Somos 6 hermanas mujeres y hay otras tres que dirigen, Agostina, Selene y Micaela. Y otra que vive en Bahía actualmente no lo hace solo porque está estudiando”, cuenta con una sonrisa sobre sus inicios en el referato y esa pasión y tradición familiar.

Respecto de su presentación oficial, en pleno regreso a esta capital, explica súper contenta: “En el partido me sentí cómoda, no tuve complicaciones, saqué una sola amarilla. Al principio me sentí un poco mareada, desde la línea los ves a todos en fila y cuando estás en el medio se desordenan los jugadores y cuesta un poco más, perdés referencia. Pero sentí el apoyo de mis compañeros”, destaca quien cursa segundo año para contadora pública en la UNCo y ayer vivió una jornada sumamente emocionante.

Hincha de River, Josefina reconoce que con el tiempo las mujeres van superando escollos y se hacen un espacio en una actividad machista.

Futura-contadora,-dirigió-a-los-19-Saqué-una-sola-amarilla-2.jpg

“En los comienzos fue difícil porque había muchos comentarios como ‘las mujeres no pueden dirigir’, pero hoy en día se deconstruyó mucho esa idea. Además, hay muchas mujeres dirigiendo. Incluso se demostró con la final de la Supercopa UEFA que las mujeres pueden dirigir en cualquier nivel del fútbol masculino y femenino”, resalta sobre la evolución de las chicas en el arbitraje.

Por último, respecto de un sueño en la profesión, Jopi, como le dicen en su entorno, se ilusiona “como toda árbitra en formación el sueño es llegar a Primera”.

Lo cierto es que así como otras veces hubo que lamentar sucesos desagradables en Lifune con las juezas como víctimas de discriminación, esta vez Josefina protagonizó un feliz episodio.

Y el camino recién empieza para ella en el fútbol neuquino y profesional. ¡Felicitaciones!

LEÉ MÁS

Los goleó Patagonia, el campeón, y los pibes de Alianza tuvieron un gesto emocionante

Hockey: Alta Barda le ganó al rojo y es el campeón del Torneo Integración

La historia de los Simoni: goles en Boca de regalo por el Día del Niño

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído