La Municipalidad echó a los trapitos del Ruca Che

El sábado montó allí un operativo con la Policía.

Neuquén.- La Municipalidad de Neuquén sacó de la zona del estadio Ruca Che a los trapitos que actuaban durante los espectáculos que se realizan en ese lugar. En un operativo conjunto con la Policía, el sábado se evitó la presencia de estas personas que para “cuidar” los vehículos exigían sumas que iban de los 50 a los 100 pesos.

“Tengo el informe de los inspectores que trabajaron en el estadio. No hubo inconvenientes en líneas generales. Tuvimos cuatro inspectores y una grúa circulando en la zona”, explicó ayer en declaraciones radiales el subsecretario de Transporte y Tránsito de la ciudad, Fernando Palladino.

La información suministrada por el funcionario municipal fue coincidente con lo que los vecinos del barrio señalaron no sólo respecto de los trapitos, sino también en cuanto al ordenamiento del tránsito, ya que uno de los inconvenientes que se daba en el Ruca Che era la presencia de vehículos sobre las veredas y en el acceso de los garages de las casas lindantes.

El operativo se montó en Antártida Argentina y Moritán y no permitía el paso vehicular por esa cuadra.

Pedro, vecino que vive casi enfrente del Ruca Che, estaba agradecido. “Se organizó bien el tema, antes era un caos, estacionaban en cualquier lugar. Hasta me ocuparon el ingreso a mi casa con trapitos que les indicaban a la gente dónde estacionar. Yo tengo a mi madre discapacitada y no podía ingresar la silla de ruedas por los autos que me dejaban subidos a la vereda”, aseguró.

Rubén, dueño de un comercio ubicado en una de las esquinas de Antártida Argentina, a metros del estadio, también destacó el operativo, dado que los días de show le tapaban con autos y camionetas la entrada a su negocio, cosa que el sábado no sucedió. Sin embargo, se quejó de que el corte de la calle se hizo cerca de las 19 y que, al tener un comercio de venta de comidas, eso le ocasionó un perjuicio con la clientela que le compra de otros barrios y que no puedo acercarse al lugar.

De todas maneras, la opinión mayoritaria de los vecinos es que al menos la situación de los trapitos, junto con el desorden en el tránsito y el estacionamiento, se pudo corregir.

El reclamo por estos inconvenientes que se presentaban en el Ruca Che por los eventos masivos, sobre todo los fines de semana, estalló el último sábado de octubre con el show infantil de Topa, cuando muchas madres que llevaban a sus hijos a presenciar el espectáculo se encontraron con trapitos que les exigían un pago de dinero para dejar estacionados los vehículos.

La policía provincial reconoció el problema, a través del comisario Henry Leppe, director de Seguridad e inspector de la zona oeste, y se comprometió a que esto no volverá a suceder en próximos eventos. Lo mismo hizo la Municipalidad. El desorden en el tránsito que se daba fuera del Ruca Che en los últimos tiempos se debió también a la imposibilidad de estacionar dentro del predio, ya que sobre el playón que cumplía esa función se construyeron canchas para la práctica de diferentes deportes.

Queda pendiente el protocolo

Lo que debe definirse a futuro es si se va implementar un protocolo para shows, tal como en su momento anunció Fernando Palladino.

La idea del Municipio es que, con la habilitación del estadio (permiso con el que se tiene que contar siempre para la concreción de cualquier espectáculo), al privado que organice un evento se le solicitará también un permiso de conformidad vial. Esto quiere decir que, según la convocatoria del show, los organizadores deberían hacerse cargo de los costos del operativo en la calle.

El tema no está claro porque, además, se supone que a los privados sólo les compete lo que se haga dentro del estadio y no fuera de él.

LEÉ MÁS

Harán un operativo en el Ruca Che contra los trapitos

Ruca Che: alarma entre los vecinos por la mafia de los trapitos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído