Obama disfrutó Bariloche antes de dejar la Argentina

Paseó junto a su familia en el cierre de su histórica visita.

Bariloche
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su familia realizaron ayer una caminata por los alrededores del hotel Llao Llao y pasearon en la embarcación Modesta Victoria, barco emblema de la Ciudad de Bariloche que hace muy poco cumplió 75 años y que se encuentra amarrado en las aguas del lago Nahuel Huapi, en Puerto Pañuelo.

Obama, la primera dama Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra, Marian Robinson, llegaron a la ciudad a las 14:25 y una hora después comenzaron sus paseos por histórico hotel patagónico que en otras oportunidades alojó a los presidentes Jimmy Carter, Bill Clinton y Dwight Eisenhower.

La familia inició luego un paseo por las aguas del Nahuel Huapi con destinos probables en el Bosque de Arrayanes, Puerto Blest y la isla Victoria.

La llegada de Obama se hizo en medio de un fuerte operativo de seguridad, que incluyó helicópteros sobrevolando la zona del aeropuerto. El mandatario norteamericano arribó vestido con pantalones claros, campera negra y anteojos oscuros, acompañado por su esposa Michelle, que llevaba una campera verde militar, un suéter verde, pantalones y zapatillas negras y también lentes oscuros.

Detrás bajaron sus hijas y su suegra, y juntos subieron a una de las camionetas negras con vidrios polarizados que integran la "cápsula" de 33 vehículos en los que viaja la comitiva oficial del presidente de los EE.UU. y que los transportó por tierra hasta el tradicional hotel Llao Llao.

En una jornada cálida y con mucho sol, Obama se trasladó por la avenida Exequiel Bustillo, a la vera de la cual, en el sector de la costanera cercano al centro cívico de la ciudad, unos 300 manifestantes esperaron al dirigente demócrata con carteles que rezaban "Patria sí, colonia no" y se produjeron algunos forcejeos con la Policía.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri llegó también a Bariloche ayer al mediodía, donde despidió a su par de los Estados Unidos y luego pasará el fin de semana en una estancia en Lago Escondido.

Protesta pacífica contra su presencia

Bariloche
La conmemoración del Día de la Memoria y el 40º aniversario del golpe cívico militar de 1976 en Bariloche comenzó ayer al mediodía con una movilización y una concentración multitudinaria en el centro cívico, que derivó en una protesta pacífica ante el paso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por la avenida costanera hacia el hotel Llao Llao.

Fue la primera movilización del 24 de marzo en la ciudad. Agrupaciones políticas y gremiales kirchneristas, mapuches y estudiantes secundarios y universitarios sumaron desde el inicio las consignas contra Obama y Estados Unidos, por el protagonismo del país norteamericano en el golpe de Estado, la represión y la organización del Plan Cóndor entre los gobiernos totalitarios del Cono Sur.

Al mismo tiempo, expresaron su respaldo a los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Brasil, y a los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Luego de proclamas de derechos humanos y actividades artísticas, alrededor de las 13:30 comenzó una desconcentración parcial, ya que alrededor de 300 manifestantes bajaron desde el centro cívico a la costanera para esperar el paso de la extensa "cápsula" de vehículos de Obama y expresar su repudio.

Destacó el rol argentino en DDHH

Buenos Aires
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, junto a su par argentino, Mauricio Macri, recorrieron ayer el Parque de la Memoria, donde el jefe de Estado norteamericano dijo sentirse "muy emocionado" y destacó que "el caso de Argentina en materia de derechos humanos es muy importante en el mundo".

Así lo reveló Marcelo Brodsky, miembro del Consejo de Dirección del Parque de la Memoria, quien acompañó la visita que realizaron al lugar Obama y Macri, en el marco de la conmemoración de los 40 años del golpe de Estado de 1976.

"Les he explicado a los presidentes Macri y Barack Obama los distintos detalles del Parque de la Memoria, el porqué de la cercanías al Río de la Plata y su historia", dijo Brodsky en referencia a "los vuelos de la muerte", en el que los secuestrados eran arrojados a las aguas del río.

Macri y Obama recorrieron a pie el memorial porteño que recuerda los nombres de las víctimas de la dictadura militar que se inició en la madrugada del 24 de marzo de 1976. "Recorrieron gran parte del monumento y se detuvieron en una de las cuatro estelas donde se encuentran los nombres de las víctimas, entre los años 1977 y 1983. Allí fue el momento donde se los vio a los dos más emocionados", comentó Brodsky.

En ese sentido, el integrante del Consejo del Parque de la Memoria remarcó que informó a Macri y Obama que con esta visita "quedaba muy en claro que el Parque de la Memoria es una política de Estado en la Argentina, que va más allá de quien estaban conduciendo el Gobierno".

Esta es la primera vez que Macri visitaba el espacio ubicado en la zona de la Costanera Norte.

Brodsky comentó que el presidente "Obama dijo que estaba muy emocionado con el momento que estaba viviendo en el Parque, nos dijo en distintas oportunidades que el caso de los derechos humanos en la Argentina es muy importante en el mundo".

Día de la memoria
Homenaje con flores al río

Macri y Obama caminaron por espacio de varios minutos por el lugar. Posteriormente llegaron juntos a un muelle sobre el Río de la Plata y allí arrojaron algunas flores en las aguas.

"El arrojar las flores al Río de la Plata es la forma en que el Parque de la Memoria propone a los visitantes extranjeros recordar a los desaparecidos de la dictadura militar", destacó Marcelo Brodsky, miembro del Consejo de Dirección del Parque de la Memoria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído