Otra terrible confesión de Teruel: "Ahora veo a las nenitas y no me pasa nada, antes me quería alzar"

Lautaro reconoció su perversión en un nuevo fragmento de las grabaciones recavadas por la víctima que lo denunció ante la Justicia y provocó su detención.

Tras la detención de Lautaro Teruel, imputado por "exhibiciones obscenas agravadas" y "abuso sexual con acceso carnal" de una menor de edad cuando él tenía 18 años, este lunes se dieron a conocer nuevos segmentos de la grabación de una charla con su víctima.

En esa oportunidad el acusado confiesa que hasta hace unos años se sentía atraído sexualmente por las niñas y que al momento en que fue registrada su voz era testigo de como su primo, quien le "enseño" a propasarse con menores de edad, abusaba de una nena dentro del grupo familiar.

Te puede interesar...

LEÉ MÁS - Se conoció el audio en el que el hijo del Nochero reconoce la violación

En la misma se lo escucha hablar del momento en que su padre (Mario Teruel, quien a raíz del escándalo en las últimas horas anunció que se retira de la agrupación folclórica Los Nocheros) se entera de que hace unos años abusó de una nena de seis años, que ahora tiene 16.

"Me sacó un re peso porque decirle a mis viejos era un bajón. Ese día estuvieron cero onda y al otro día me agarró mi viejo, al principio me bardeó un toque pero después le dije que necesitaba hablar con vos porque sabía que la había moqueado, que era algo con lo que venía luchando hacía mucho tiempo y que hoy en día considero que no lucho con eso", señaló y reconoció que se sentía atraído sexualmente por niñas.

"Ahora veo a las nenitas y no me pasa nada. No es que sigo ahí, como qué onda... si tuviese dudas de una pendeja le dijo a mi viejo 'che, ayudame' o voy a un loquero o voy en cana, digamos. Y no quiero ninguna de las dos. Pero algo con lo que sí he luchado después de lo tuyo y luché bastante tiempo -dos años tres años ponele-, de que veía una pendeja y me quería alzar", confesó.

LEÉ MÁS - Nuevo audio de Teruel llorando para no ir preso por violación: "No me hagas esto pendeja"

"Después pasó el tiempo y me di cuenta que nada que ver, cualquiera... si tengo cien minas para garchar si quiero y me voy a ir a buscar a una nenita, nada que ver, aparte una nena que no tiene noción de nada, que no tiene por qué enterarse de esas cosas o experimentar esas cosas...", sostuvo.

"Los primeros años sí me costó y hoy en día no.. tengo mi casa repleta de niñas y niños y la mejor, los trato como una hermanita, digamos", agregó y volvió a la charla con su padre: "Le dije eso a mi viejo, le dije que hoy en día no es que pelee contra eso, es algo que me pasó de pibe, de pendejo y hoy en día ya no me pasa y sigo teniendo el malestar por lo que hice antes".

"Él me dijo que confiaba en mi y que le iba a costar a volver a confiar del todo, pero que sí me creía que estaba en otro mambo", relató. "Me dijo que por más que estos problemas estén, la vida sigue. 'Tenés que seguir metiéndole porque sino te estancas'. Las cosas como las que me pasaron me pueden meter en un pozo depresivo", reveló en otro momento de la conversación.

Y añadió que aún es testigo de los abusos que comete con menores su primo, quien le "enseñó todas estas pelotudeces".

"Él la ve durmiendo a tu prima y hoy en día lo veo y lo sigue haciendo igual. Lo hablé de mil maneras, de adolescente, de más grande pero el loco tiene su chip", señaló. "Si él no decide cambiarlo le va a pasar algo parecido a lo mío, él sabrá lo que hace.. él lo sabe pero no lo mide", añadió.

"Después de esto un amigo me dijo que esté tranquilo, si no no podría salir nadie, gente verga que hay. Vos no sos así. Caminá tranquilo por la vida... 'está bien, si me lo decías así'. Es revelador porque uno no se pone a pensar. Mi vieja toda la vida dijo que a ella le da la sanción que, ponele, en la procesión de milagros está lleno de violadores, de chorros, golpeadores, abusadores...", recordó.

"Si yo sabría que soy un malvado, que al día de hoy tengo problemas, no tendría necesidad de hablar con vos", consideró.

Embed

En otro pasaje de la charla, Teruel se refiere a la joven que removió el avispero al denunciarlo en las redes sociales. "La mina que nos escrachó, no volvió a aparecer. Estamos esperando que levante el tuvo para charlar. Ella tiene su visión, es tratar de explicarle que para nosotros las cosas pasaron de esta manera. 'Si vos sentiste otra cosa, te pediríamos disculpas'. Creemos que ella también nos tiene que pedir disculpas, a mi amigo lo están llamando todo el tiempo. Es un garrón pero está mas tranquilo por el hecho que la mina no haya hecho denuncia. Estamos a la espera", dijo.

"Cuando fui a ver a tu abuela, me hizo un recorrido por la casa y yo estaba que me moría por dentro", comentó y agregó que fue liberador hablar con ella."¿Y qué le dijiste a mi abuela?", le pregunta ella. Y Lautaro responde: "Lo que pasó y me dijo que hablara con vos".

Embed

En otro audio, la víctima le cuenta a Lautaro que la pasó re mal, que perdió un año en el colegio. "Por un par de años no sabía lo que había pasado y luego fui entendiendo las cosas y ahí me puse mal. Estuve tres años re mal, pero bueno...", le dijo.

"Bueno perdón pendeja", le dice mientras se escucha que le da un beso. "Era esto, verte, verte bien. Saber si te sentías mal. Escucharte y decirte que estoy acá, cuando quieras hablar, no tengo historia de nada. Demotrarte que estoy acá, que no me borré. En todos estos años también la pasé mal", expresó antes de darle un cierre a la charla y ofrecerle a la joven si quería que la acerque a algún lugar. Ella aceptó y le pidió que por favor no cuente a su abuela que se encontraron.

Embed

En el viaje él le dio su Instagram para que lo siga y hablan de sus vidas y de la marihuana, mientras escuchan a Luis Miguel.

Embed

LEÉ MÁS

Nuevo audio de Teruel llorando para no ir preso por violación: "No me hagas esto pendeja"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído