El clima en Neuquén

icon
Temp
75% Hum
La Mañana Río Gallegos

Dolor en Rio Gallegos: tras días de angustiosa búsqueda, halló a su hijo muerto por el frío

El cuerpo de Lucas Cárdenas, de 26 años, fue encontrado por su padre en una obra en construcción. Tenía problemas de adicción y lo buscaban desde el viernes.

La comunidad de Río Gallegos se ve sacudida por el peor final para una búsqueda angustiante, que se extendió por casi cinco días de un invierno extremo en la capital de Santa Cruz.

El miércoles, finalmente, el cuerpo sin vida de Lucas Cárdenas, un joven de 26 años que estaba desaparecido desde el último viernes, fue hallado sin vida por su papá, en uno de los tantos rastreos organizados por familiares y allegados.

Luquitas, como le decían, estaba adentro de una casa en construcción del Barrio San Benito, donde solía moverse. Allí muchos lo conocían y algunos sabían de sus problemas de adicciones, lo cual incrementaba la preocupación de su familia a medida que pasaban las horas.

El joven había sido reportado como desaparecido ante la policía el viernes, después de que no se supiera nada de él durante varias horas.

La angustia creció cuando dos de los tres perros con los que había salido volvieron solos a su casa. Pasaba el tiempo y no lograban contactarlo. Cada vez que lo llamaban al celular, les daba apagado.

Por eso dieron aviso a la policía local, que horas después activó un pedido de colaboración a la comunidad para que aportara información, dando señas particulares del joven y describiendo cómo estaba vestido la última vez que se lo vio, como es rutina en estos casos.

La búsqueda de todo un barrio de Río Gallegos

Más allá esa intervención policial, familiares, allegados y conocidos que veían a “Luquitas” moverse habitualmente por la zona, en la que ocasionalmente hacía changas arreglando heladeras, iniciaron una intensa búsqueda, que incluyó carteles con su foto y una campaña desde las radios y otros medios locales.

La situación llegó a su punto más crítico en el feriado del 9 de julio, pasado el mediodía, cuando el padre de Lucas encontró su cuerpo en la obra ubicada en las calles 3 y 4 del barrio San Benito. Eran cerca de la una de la tarde.

Luquitas1.jpg
Una de las fotos que difundió la familia de Luquitas durante la búsqueda en Río Gallegos.

Una de las fotos que difundió la familia de Luquitas durante la búsqueda en Río Gallegos.

El indicio que los llevó hasta ahí fue que un rato antes habían visto al tercer perro de la familia muy cerca. Fue en ese momento cuando intensificaron el rastrillaje en esa zona.

La policía local, con agentes de la Comisaría Séptima y la División Criminalística, se trasladó al lugar para llevar a cabo las pericias correspondientes.

La principal hipótesis apunta a que Lucas podría haber muerto por hipotermia, eventualmente luego de quedarse dormido en la obra, debido a las bajas temperaturas que vienen castigando a toda la Patagonia en las últimas semanas.

Sin embargo, la Justicia ordenó la realización de una autopsia para determinar las causas exactas del fallecimiento y que haya habido intervención de terceros.

"Siempre volvía"

La desaparición y muerte de Lucas Cárdenas ha dejado a su familia y a la comunidad en un estado de profundo dolor y conmoción. Durante los días de búsqueda, la familia no dejó un rincón sin revisar, con la esperanza de encontrarlo con vida. Gilda Cárdenas, hermana de Lucas, expresó su angustia y desesperación ante la situación en múltiples entrevistas con medios locales.

"Mi hermano tiene problemas de adicción, no se había ido nunca tantos días", comentó Gilda en una entrevista con LU12 AM680, describiendo la preocupación que sentía por la desaparición de su hermano y subrayando lo inusual de la situación y la falta de información concreta sobre su paradero.

“No puedo trabajar, las calles están escarchadas, la verdad hace mucho frío, y es muy raro que no haya vuelto, que la policía no lo haya encontrado", declaró Gilda en medio de su búsqueda incansable de respuestas.

"Puede caer detenido o en el hospital, pero cuando pasa eso nos llaman. El siempre volvía. En este caso no volvió. La vez pasada me lo habían secuestrado y lo tenían trabajando en una casa", denunció, revelando la preocupación en muchas oportrunidades su familia había vivido por su hermano.

Lucas era conocido en las calles de los barrios del Carmen y San Benito, donde solía andar y hacer algún que otro trabajo. Por eso no fueron pocos los que participaron en la búsqueda, hasta que recibieron la trágica noticia del miércoles, que muchos temían y nadie quería recibir.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario