El clima en Neuquén

icon
18° Temp
52% Hum
La Mañana pacto de mayo

Por qué el "Pacto de Mayo" puede transformarse en un acuerdo fantasma

El gobierno sumó una nueva tensión con 13 provincias en plena semana santa, a dos meses de la cita en Córdoba. El recorte para las cajas jubilatorias anticipa una nueva pelea con final abierto.

Los gobernadores de todas las provincias argentinas pasarán el fin de semana largo concentrados en los números del turismo y si podrán apaciguar un poco el impacto de la recesión. En silencio, también pueden estar preocupados por lo que vendrá cuando arranque la semana. Antes de la pascua arrancó otra cuenta regresiva a partir de los plazos que impuso Javier Milei.

Faltan 55 días para que se firme el anunciado "Pacto de Mayo" en Córdoba, tal como lo anunció el presidente en la última apertura de sesiones ordinarias del Congreso. Lo hizo hace 30 días y hasta ahora no aparecen señales de un acuerdo nacional, sino de una negociación que todavía no comenzó, pero que ya está muy condicionada por las últimas decisiones del Poder Ejecutivo.

Cuando vuelvan a la actividad, en cada ejecutivo provincial deberán analizar el impacto de dos decisiones que exigieron dos aclaraciones del Gobierno, en medio del fin de semana extralargo. El miércoles, último día hábil, el boletín oficial publicó el DNU 280/24 donde el Ejecutivo dejó sin efecto tres artículos del Presupuesto que obligaban a la ANSeS a transferirle una partida mensual de fondos para complementar las cajas jubilatorias provinciales que no fueron transferidas a la Nación. En vez de realizar un pago anual, esa partida incluía un adelanto y una actualización por inflación mensuales que ya no se aplicarán a partir del mes que viene.

Los 10 puntos del pacto.mp4

Ahora volverá a un pago anual sin actualización, es decir que los aportes de la Nación a las cajas jubilatorias de 13 provincias también entrarán en la licuadora inflacionaria. Así afectará a Santa Fe, Buenos Aires, Cordoba, La Pampa, Tierra del Fuego, Corrientes, Entre Ríos, Chubut, Chaco, Neuquén, Santa Cruz, Formosa y Misiones,

Milei utilizó la cuenta de la Oficina del Presidente para desmentir que le fueran a quitar esos fondos a las cajas jubilatorias. Pero lo hizo a medias. "Una vez culminado el proceso de auditoría que se está llevando a cabo a través de la ANASES, el Estado Nacional cumplirá en abonar los montos que corresponden a las provincias que no transfirieron sus régimenes previsionales a la Nación", informa el comunicado. El mensaje desliza que podrían existir irregularidades en esos envíos, pero hasta ahora es un argumento que no está en el decreto. El texto directamente anula los artículos 92,93 y 94 de la ley de Presupuesto y deja sin efecto los pagos mensuales.

Camino a Córdoba, asoma el temor del cuchillo bajo el poncho

La noticia no sólo salió por los medios. También fue advertida por las provincias. Hubo llamados, mensajes y quejidos de distintos gobernadores que pusieron el grito en el cielo. El tema del financiamiento de las cajas provinciales siempre esta presente en cada negociación presupuestaria. El año pasado el Congreso no sancionó una nueva ley de presupuesto y Milei gobierna con la prórroga de la última norma sancionada en 2022, para el último año del mandato de Alberto Fernández. Sin un nuevo plan de cuentas nacionales para este año, todo depende de la reasignación de partidas que dispone el presidente. En esa línea de tiro están las provincias y de ese modo Milei condiciona financieramente los términos de la negociación con cada gobernador antes de explorar el pacto de mayo.

Cerca del presidente esperan que la nueva versión de la ley ómnibus sea aprobada en el Congreso. Milei lo dijo textualmente en el discurso ante la Asamblea Legislativa y el ministro del Interior, Guillermo Francos, lo relativiza para evitar que los acercamientos que lleva con los gobernadores se vuelvan a deteriorar. Pero ahora le pasó de nuevo: luego del comunicado presidencial para negar el corte de las compensaciones para las cajas jubilatorias tuvo que salir a aclarar, sin más precisiones que "lo que está por ley no se va a dejar de reconocer, sólo que para pagarlo tiene que estar claro qué es lo que se paga. Hay otras partidas. Lo único que está en discusión, y que siempre estuvo en discusión, es cuáles son los montos a transferir, que es lo difícil", cintureó el jefe de la cartera política. No puso fechas y tuvo que volver a atajar una decisión que no lo tomó por sorpresa, pero que lo obliga a contener las quejas de los gobernadores sin más respuestas que justificaciones a medias.

Guillermo Francos.jpg
Guillermo Francos, ministro del Interior.

Guillermo Francos, ministro del Interior.

La histórica pulseada por los fondos para las cajas jubilatorias ha entrado en otra etapa y agudizará las diferencias entre las provincias y la Nación. Se suma abruptamente a otros recortes que también fueron oficializados: la anulación del Fondo Compensador para el Transporte Público del interior del país, que concreta en términos administrativos la decisión que tomó Milei a principios de año cuando ordenó dejar de enviar los fondos para subsidiar parte del boleto en distintas provincias.

Una mesa de negociación cada vez más condicionada

Los recortes del decreto del miércoles también determinaron el fin del Fondo Nacional del Incentivo Docente, otra medida que se aplicó repentinamente desde principios de año con el corte del pago de un adicional salarial para todos los trabajadores de la educación pública no universitaria que se suma al monto que paga la provincia.

El decreto deberá pasar por la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, pero sólo perderá vigencia si lo anulan las dos cámaras del Congreso. Todavía no ha pasado con el DNU 70/23, que ya carga con el rechazo del Senado y no tiene fecha de tratamiento en Diputados porque la oposición no llega a los 129 necesarios para el cuórum. Con ese panorama, es posible que el 280/24 tenga larga vida. Desde el miércoles sumó tres cambios drásticos en la relación financiera y económica del Estado Nacional con las provincias.

rechazo al DNU.jpg

Si los tejidos de la Casa Rosada con las provincias continúan esta semana corta, estarán más condicionados que antes y en la previa de las exploraciones que hace el oficialismo para aprobar la nueva versión de la ley ómnibus. Todavía no entró a la Cámara Baja. Sólo circulan borradores porque el gobierno no presentará un texto definitivo hasta que no cuente con la devolución de las provincias.

El proyecto ahora riene 190 artículos y no los 383 que tenía el dictamen de mayoría que alcanzó 144 apoyos en la votación en general y naufragó en las primeras votaciones en particular. También estará acompañado por un paquete fiscal. Todo eso será parte de la negociación que llevará Francos junto al ministro de Economía, Luis Caputo, con los ministros de economía de todas las provincias. El encuentro no tiene fecha e iba a ser posterior a las reuniones previstas con distintos grupos de gobernadores.

La semana pasada estaba previsto un primer encuentro con los gobernadores del PRO y se postergó. Era el primero de una serie que también tenía otra reunión con los mandatarios del radicalismo y luego con otros agrupamientos por región. Los aplazamientos encontraron su explicación con el decreto que fue publicado el miércoles.

Jubilaciones: tres malas inesperadas en una semana

Los recortes para el transporte público y el salario docente eran dos crónicas anunciadas desde enero. Pero la suspensión del envío de las compensaciones para las cajas previsionales provinciales es la tercera mala noticia que anuncia el gobierno para las provincias, pero especialmente para la oposición que le aportó quórum y votos a la primera versión de la ley ómnibus.

La segunda mala noticia fue el anuncio del pago en dos partes de las jubilaciones de abril, que implicará un primer pago del monto percibido hasta ahora y un segundo desembolso para abonar el bono de 70.000 pesos. La primera se conoció cuando el gobierno anunció que no actualizará las jubilaciones por inflación a partir de abril, sino en junio.

El ministro de Economía de la Nación Luis Toto Caputo 1200x678.png
El ministro de Economía de la Nación, Luis

El ministro de Economía de la Nación, Luis "Toto" Caputo.

Ambas medidas no fueron anticipadas a la oposición y especialmente al radicalismo, que fue clave en Diputados para hacer caer una sesión especial impulsada por Hacemos Coalición Federal para emplazar el tratamiento de una nueva fórmula jubilatoria y frenar la caída del poder adquisitivo de las jubilaciones.

La estrategia legislativa que buscaba marcarle la cancha y acelerarle los tiempos al gobierno, se cayó en Diputados gracias a la UCR. La mayoría de sus diputados no bajaron al recinto porque poco antes habían negociado quedarse con la presidencia de la comisión de Previsión y Seguridad Social. Con esa promesa pareció habilitarse el trámite de 16 proyectos que buscan cambiar la fórmula jubilatoria. El bloque radical, conducido por el cordobés Rodrigo De Loredo, había encausado un debate caliente para el oficialismo, pero poco después se enteró que el gobierno había decidido aplazar el aumento por inflación. Otro sinsabor para una fuerza política opositora que busca negociar con el oficialismo y luego queda pegada a una noticia que desconocía.

El traspié que el gobierno le hizo cometer al radicalismo podría tener revancha en el futuro. Los legisladores de la UCR no son ingenuos, pero quedaron entrampados entre el costo político de apoyar a Milei y el riesgo de seguir desibujándose como oposición. Esta semana les tocó revivir en carne propia las desautorizaciones que afrontaron en febrero, con la primera versión de la ley ómnibus. Más que un deja vú, fue una repetición indeseada.

La pelea que se viene por las cajas jubilatorias no hace otra cosa que empeorar el debate previsional que se está gestando en el Congreso. El malestar podría superar los límites de los temas jubilatorios y escalar al punto de sumar voluntades contra el DNU 70/23. Hasta en la oposición dialoguista reconocen que sólo es cuestión de tiempo para que la Cámara Baja le dispare el tiro de gracia al decreto insignia de Milei. Por eso en algunas provincias hablan de acelerar los tiempos y aportar los votos que faltan para que el panperoismo reuna los 129 y arremeta de una vez contra el DNU 70/23.

La posibilidad todavía aparece lejana, pero la tensión que generaron las últimas medidas refleja que el camino para llegar a mayo está sembrado de espinas. Este sábado Milei sumó una en el último comunicado. "El sistema previsional argentino exige de forma urgente una reforma integral que le otorgue sustentabilidad y previsibilidad. El presidente espera que este tema pueda ser tratado de cara al pacto de mayo", dice el párrafo final del texto que puso en alerta a gobernadores de todas las fuerzas políticas, salvo La Libertad Avanza, que no controla ninguna provincia.

milei congreso pacto de mayo 01
milei congreso pacto de mayo 02

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario