Por la pérdida de agua del vecino, viven enfermos y con miedo a que se derrumbe la casa

Una familia del barrio La Paz denunció que la casa se está cayendo por la pérdida del vecino de arriba.

Una familia del barrio La Paz de Cipolletti denunció que hace años padecen la pérdida de agua del vecino de arriba. Conviven con paredes y muebles podridos, humedad constante, problemas de salud y ahora con miedo a un derrumbe. Piden que alguien intervenga de forma urgente.

Cecilia tiene 38 años, un hijo de 11 y un embarazo de 21 semanas. Visita la guardia del hospital de forma continua por los reiterados problemas respiratorios provocados por la humedad. Tos constante, resfrío, descompostura, y la imposibilidad de tomar antibióticos por el embarazo, complica aún más el panorama.

“Las perdidas vienen hace muchos años, desde el 2011. Presentamos reclamos al IPPV pero nos mandaron al Juzgado de Paz, y nadie hace nada. El problema ahora se agravó porque arriba viven dos adolescentes solos, y como son menores de edad no se puede entrar a la casa, ni se los puede obligar a que arreglen la cañería. Nos hemos ofrecido a pagar los gastos, pero no acceden. Estoy muy preocupada, porque nos está afectando mucho a la salud”, expresó Cecilia a LM Cipolletti.

La mujer dijo que está imposibilitada de hacer cualquier arreglo, porque si no se soluciona la perdida, todo lo que se haga no sirve. “Los caños son de plomos y se pincharon. Nosotros cambiamos aberturas, muebles, mesas, paredes, pero al poco tiempo todo se termina pudriendo y rompiendo. Nos hemos llegado a levantar con el departamento inundado. No se puede vivir más así. Las paredes se están quebrando y tengo miedo de que en cualquier momento ceda la estructuras”, indicó.

perdida de agua barrio La Paz

No hay un solo espacio de la vivienda que no tenga problemas. “Tengo perdidas en la cocina, baño, ante-baño, lavadero y comedor. Hay muchos departamentos que están igual en el barrio, y esto se soluciona con la predisposición de los vecinos, pero muchos se niegan. El agua circula por los cables de la luz, y lo más peligrosos es que la cañería del gas, que también es de plomo, está comenzando a oxidarse, y si hay una perdida volamos todos”, contó.

La mujer vive en el departamento de la planta baja de la entrada 7, en el barrio La Paz.

Hagan lo que hagan, todo termina podrido por el agua. “La mesada se pudrió y se cayó. Se cayeron las aberturas, marcos de las puertas, y los cielorrasos de la cocina y el lavadero. Es un peligro vivir así. Cada vez que alguien de arriba golpea, acá se nos cae un pedazo de techo o pared.

Mi salud y la de mi hijo no espera los tiempos de la Justicia. Necesitamos una solución urgente.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído