¿Por qué murió la nena de 5 años que fue dada de alta tres veces en un hospital?

La autopsia indicó que Luna Desiree Mendoza perdió la vida a causa de una artritis infecciosa y no por un ahogamiento con vómito, como decía la Secretaría de Salud de Exaltación de la Cruz.

Se conoció el resultado de la autopsia de Luna Desiree Mendoza, la nena de 5 años que fue dada de alta tres veces en el hospital municipal de Capilla del Señor y que perdió la vida en una cuarta internación.

Según reveló el informe, la pequeña murió a causa de una infección, tal como sospechaba la familia. Se trata una artritis séptica aguda (ASA) en su cadera izquierda producida por la infección de una bacteria que, si no es detectada y tratada con rapidez, puede ocasionar un desenlace fatal.

Te puede interesar...

A partir de estos estudios, los Mendoza podrán avanzar en una futura causa por mala praxis contra los médicos que la atendieron y contra el hospital al que acudió.

La autopsia, encabezada por el médico Roberto Espinosa, jefe de la división del Cuerpo Médico de la Delegación Departamental de la Policía Científica de Zárate-Campana, arrojó que la niña falleció por una "falla multiorgánica, por sepsis a punto de partida de artritis séptica aguda de cadera" y no tras ahogarse con su propio vómito como pustuló la Secretaría de Salud de Exaltación de la Cruz.

"Con este informe se confirman las sospechas que tuvimos desde un principio. La respuesta de este informe ha sido muy sólida. Ahora se trasladarán los resultados al Cuerpo Médico del Departamento Forense de La Plata para poder continuar con la causa", aseguró el abogado de la familia de la niña, Juan Pablo Fernández.

La enfermedad contraída por Mendoza era muy poco común. De acuerdo a las estadísticas, la contraen 4 por cada 100.000 niños e incluso es un trastorno que afecta más a los varones que a las mujeres.

El viernes 8 de febrero por la mañana, Luna y su madre, Milena Anabel López acudieron al Hospital San José, de Capilla del Señor, debido a fuertes dolores en la pierna izquierda. Después de un primer análisis, se le recetó ibuprofeno y se la envió de vuelta a su casa.

Ocho horas después, regresaron porque el fuerte dolor que tenía Luna se había sumado a la zona de la cadera izquierda. La atendió el mismo médico que en la cita anterior, quien le diagnosticó una "sinovitis transitoria de cadera". Le mantuvo la dosis de ibuprofeno y le encomendó un reposo de una semana en su propia casa.

Un día después, el sábado cerca de las dos de la tarde, la niña y la madre regresaron al Hospital San José. En ese momento, la pierna izquierda de Luna ya presentaba manchas moradas y había perdido movilidad. Además, tenía fiebre alta.

Mientras la madre de la chica exigía que su hija quedara internada, la nueva médica que la atendió decidió enviarla nuevamente a su casa, con la condición de que regresaran de inmediato ante la posible aparición de vómitos.

La última visita fue ya el domingo por la madrugada. La niña presentaba dificultades para respirar y tenía las extremidades frías. Según el relato de la madre, Luna llegó a susurrar la palabra "mamá" justo antes de desvanecerse en el hospital. Los intentos de reanimación, en tanto, fueron en vano.

La fiscalía descentralizada de Exaltación de la Cruz a cargo de Alí Ahuad, todavía no definió los pasos a seguir contra los responsables por la supuesta impericia en la atención médica a la niña.

En principio, se esperará el informe final del Departamento Forense de La Plata para definir las imputaciones.

LEÉ MÁS

Acusan mala praxis por la muerte de su hija de 5 años

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído