Se atoró con una píldora y murió asfixiada

Santiago del Estero.- Una mujer que viajaba desde la ciudad de Tucumán falleció en la terminal de ómnibus de Las Termas. Su muerte fue de una forma tan cruel como insólita: quiso tomar una pastilla pero lo hizo con tanta mala suerte que se atragantó y eso le provocó la asfixia que derivó en su deceso.

Según informaron fuentes policiales, la víctima fue identificada como Verónica Viviana Bustamante, de 43 años, con domicilio en la ciudad de La Banda, en Santiago del Estero.

Bustamante descendió abruptamente en la terminal de Las Termas alrededor de las 13:30, apenas unos instantes después de haber tomado un medicamento vía oral que no pudo tragar bien. Según algunos testigos, la mujer tenía realizada una traqueotomía y justamente regresaba de Tucumán, donde había viajado para hacerse un chequeo médico.

43 La edad que tenía Verónica Bustamante. Llegaba de Tucumán, de un control médico.

Seguramente el tratamiento de traqueotomía no ayudó a que Bustamante pudiese resolver el haberse atorado con la pastilla que tomó, y entre la píldora y la desesperación lógica de no poder encontrar aire para respirar, finalmente falleció.

Su cuerpo fue trasladado al Hospital Zonal de Termas, donde fue examinado por el médico de guardia, el doctor Mansilla (la señora llegó sin signos vitales), quien firmó el acta de defunción bajo el diagnóstico de “muerte por paro cardiorrespiratorio por asfixia”.

Como fue un caso de muerte en la vía pública, intervinieron la Policía y la Justicia, y se abrió una causa que está en manos del fiscal de turno Marcelo Sgoifo.

De todos modos, como la muerte fue natural, más allá del momento traumático, el fiscal rápidamente autorizó la entrega del cuerpo a los familiares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído