Se pudrió la boda gaucha

Macedo, futura primera dama salteña, recibió el repudio de los concejales de Orán por sus opiniones sobre el dengue.

Todo venía de mil maravillas. Con un estilo muy alejado de los principios de las antiprincesas (las nuevas heroínas infantiles que rompen los estereotipos y descreen de los castillos de cristal), Isabel Macedo contaba los días que faltan para pasar por el altar junto al gobernador Juan Manuel Uturbey y convertirse así en la primera dama salteña. Pero, a días de dar el sí, el video que generó polémica en abril, por mostrar al mandatario y a la actriz recorriendo el hospital de Orán mientras algunos ciudadanos pedían por camillas y médicos, volvió a jugarles una mala pasada.

Es que al ser consultada por un cronista sobre ese episodio, Macedo señaló: “Fue extraño. Muchas sillas vacías, como 70, y tres segundos antes de que pasáramos se tiró alguien al piso”. “Fue raro. Yo estoy acostumbrada a que eso pase cuando dicen acción”, acotó.

La repercusión de sus declaraciones no tardó en llegar. Además de cosechar críticas, la actriz será objeto de debate mañana en el Concejo Deliberante de Orán, luego de que la concejal del Partido Obrero Nely Díaz presentara un proyecto de resolución en repudio a sus dichos. “No tenemos insumos para el hospital, la señora Macedo no puede salir a decir que actuaron. No hay ni siquiera elementos básicos”, dijo Díaz y agregó: “No conoce la situación; tenemos muertes por dengue, acá nadie actúa. Con esas declaraciones lo único que hace es encubrir las responsabilidades del Gobierno en materia de salud”.

La imagen ante todo

En medio de la polémica, ayer se dieron a conocer más detalles de la boda y del vestido que lucirá Macedo el sábado, en la residencia oficial del mandatario. Coherente con el look criollo chic que introdujo una vez que confirmó su noviazgo con el norteño, y ese toque de austeridad que le agrega en tiempos de ajuste económico, Javier Saiach le diseñará una pieza de alta costura sobria con detalles de autor y gauchescos. Todo, sin descuidar el glamour, por supuesto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído