Un león

Tras mucho hermetismo, revelaron que David Bowie murió de cáncer de hígado. En los últimos años sufrió seis ataques cardíacos que lo alejaron de escena.

Londres.- Lo que parecía que iba a transformarse en un misterio finalmente no sucedió. Si bien todos los medios del mundo anunciaron que David Bowie falleció el lunes a los 69 años tras luchar contra un cáncer, ninguno especificó en qué zona del cuerpo se dio la enfermedad. Es que el Duque Blanco Bowie logró mantener casi secreto su padecimiento, sin provocar demasiadas preguntas. Sin embargo, Ivo van Hove, el director del musical Lazarus, en el que David Bowie colaboró durante sus últimos seis meses de vida -al igual que Blackstar, última placa que salió a la luz el viernes pasado y que coincidió con su cumpleaños-, reveló que el músico británico tenía cáncer de hígado. "Me lo contó hace un año y tres meses. Y peleó como un león hasta el final", dijo el realizador. Hasta ayer a última hora no había ninguna confirmación oficial sobre el tema.

Rememorando el estreno de la obra, Van Hove relató: "Tenía buen aspecto, pero detrás del escenario cayó exhausto. Fue entonces cuando me di cuenta de que podría ser la última vez que lo viera".
El director contó, además, que durante los ensayos, Bowie estaba "muy frágil físicamente pero no mentalmente", a pesar de lo cual rechazó dejar de trabajar para luchar contra su mal.

Confesión: "Me lo contó hace un año y tres meses. Lo dijo porque sabía que no estaría siempre en condiciones".

Ataques y retiro

Por su parte, la escritora Wendy Leigh, quien publicó una biografía sobre Bowie en 2014, develó que el músico sufrió una serie de ataques al corazón antes de su muerte. "No sólo batalló contra el cáncer, él tuvo seis ataques al corazón en los últimos años. Esto lo sé por alguien muy cercano a él", afirmó la escritora a BBC News.

El primer ataque del que se tiene constancia tuvo lugar en 2004 después de un concierto en Alemania. Este problema de salud fue, poco después, el principal causante del retiro del músico de los escenarios y de casi toda una década de silencio discográfico, hasta su regreso en 2013 con The Next Day. Luego llegaría Blackstar, un "regalo de despedida" de un "hombre que sabía que no le quedaba mucho tiempo", según su productor Tony Visconti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído