Un loteo ilegal que quedó rehén de una pelea política

La chacra 124 B de Centenario hace 12 años que pide regularizarse.

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Centenario tiene una deuda pendiente de hace más de 12 años con un loteo, que creció al amparo de la irregularidad, las internas políticas y el abandono del estado.

Te puede interesar...

Un loteo donde hoy viven más de 30 familias en una suerte de barrio cerrado, donde se corta la luz, el gas y el agua, en medio de una vegetación de chacras que están a merced del mercado inmobiliario.

Se trata de la chacra 124 B ubicada en la calle 20 entre 2 y 3 de la zona rural. Fue un loteo que se armó a principios de 2007 y que tenía la promesa de regularizarse, pero que al final fue el único que quedó marginado a pesar de que hay casas consolidadas.

Hoy, muchas familias han visto crecer a sus hijos en ese lugar, casi no tienen presión de agua potable, les cobran fortunas por hacer instalaciones de gas y hasta perdieron un juicio con el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN).

"¿Quién puede decir que somos ilegales, vamos a derribar lo que construimos? Fuimos estafados y se nos ríen, queremos una solución, hoy tenemos que pagar una apelación en contra porque no podemos tener todavía los medidores de electricidad", contó a LM Neuquén Ariel Pavón, uno de los vecinos que más activo estuvo para que la Municipio de Centenario, el Concejo Deliberante y los organismos provinciales puedan escuchar el reclamo por los servicios.

Un-loteo-ilegal-que-quedó-rehén-de-una-pelea-política-2.jpg

Hace poco la jueza Ana Mendos rechazó un amparo presentado por los vecinos, que pedían que el EPEN les regularizara el servicio de electricidad y tendrán que pagar las costas. Con el gas, tuvieron mejor suerte. Les autorizaron un proyecto de propiedad horizontal, aunque tienen que pagar una fortuna para pasar 16 caños por un zanjeo, ya que no les aprobaron un ducto de mayor diámetro.

El loteo en cuestión nunca fue regularizado y quedó como una mancha gris dentro del verde productivo que se ve desde el aire. En 2012 se aprobó una ordenanza, la 6427, que estableció una zona de casi 600 hectáreas con posibilidades de lotearse, que eran chacras, en un polígono desde la calle 0, en el límite con el ejido de Neuquén, hasta la calle 7, del canal principal de riego hasta la Ruta 7.

Pero la chacra 124 B, conocida también como el "Loteo Esandi", quedó fuera de esta traza y sus integrantes vienen reclamando hace más de un década, en reuniones con concejales, el actual intendente Javier Bertoldi (fue dos veces jefe comunal) y su antecesor, Esteban Cimolai. Ninguno de ellos pudo dar una respuesta clara.

"Ni en esta vida ni en la próxima se lo vamos a aprobar", fue una de las frases que los vecinos aseguran haber escuchado de la boca de un concejal del peronismo.

Sucede que hay una docena de pedidos de proyectos inmobiliarios que están fuera de la ordenanza y autorizar vía excepción el loteo Esandi sería generar un precedente. En la gestión del ex intendente Cimolai, y por las fuertes diferencias que tenía con los concejales que respondían a Bertoldi, el tema nunca pudo llegar a buen puerto y los vecinos fueron a la Justicia. Todas las fuentes consultadas coinciden en que el loteo nunca iba a ser regularizo en este tiempo, debido a la interna política.

"Ojalá que esta gestión de Bertoldi sea sensible a las necesidades de la gente, a los años que venimos pasando acá, de muchos inviernos de agua potable, ahora sin gas y con una luz deficiente, capaz que tiene mejor consideración y la jueza Mendos también, porque compramos los terrenos como corresponde", expresó Pavón.

La chacra 124 B es un lugar que quedó "maldito", en el buen sentido. Casi no llega correspondencia y hay problemas en fijar un domicilio, a pesar de que el lote tiene una mensura presentada en la dirección provincial de Catastro, registrada el 17 de agosto de 2011 y bajo la firma del agrimensor Alfredo Enrique Palacios. La fecha es mucho antes de la aprobación de la ordenanza 6427/12 por lo que los vecinos reclaman que hay "justo derecho" para ser regularizados.

El loteo nació con el pie izquierdo, ya que según explican los mismos vecinos, nadie investigó el proceso de venta de esas tierras, que en su momento fue de la inmobiliaria Allipi (hoy ya no opera con ese nombre) y Francisco Esandi y luego cedida a Sebastián Antelo, según los contratos anexos que tienen los vecinos, en el boleto de compraventa del 8 de agosto de 2007.

"Nos preguntamos por qué siempre se habla de las ordenanzas y de lo legal, pero nadie pone el foco en que nosotros compramos estas tierras a una inmobiliaria y nadie se hizo cargo", concluyó Pavón.

Un debate que ya genera tensión

Desarrollo urbano

Centenario fue una localidad agrícola y el Centro Pyme hoy ayuda a productores a reconvertir. Pero no todos aceptan y vender la chacra a una inmobiliaria es una opción rentable.

Gastos en planificación

Desde 2005 a la fecha muchos intendentes gastaron dinero en planificación y expertos en urbanismo. Pero la realidad es que el mercado avanza.

LEÉ MÁS

Fuerte granizada afectó un sector del cordón frutícola

Le dio su nombre a un dinosaurio que es orgullo de Las Lajas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído