Un policía mató a su esposa de un tiro y se suicidó

En el primer femicidio que se conoce de este año, el hombre se presentó, aparentemente borracho, en su casa y con el arma reglamentaria la asesinó.

Santiago del Estero. Apenas van unos días de este año y ya salió a la luz el primer caso de femicidio en nuestro país. Ocurrió en el barrio Borges, en la capital de Santiago del Estero. Allí, un oficial de la Policía, aparentemente borracho, le pegó un tiro a su esposa y se suicidó.

Héctor Montenegro trabajaba en la Comisaría Novena. Poco después de medianoche se presentó en su trabajo, pero temprano por la mañana, antes de terminar su jornada, volvió a su casa y con su arma reglamentaria le disparó a su pareja, Celeste Castillo. Según comentaron algunos vecinos, tuvieron una discusión a los gritos que terminó con los disparos. El primero acabó con la vida de la mujer, quien murió en el acto. El segundo tiro se lo pegó él mismo en la cabeza. El policía fue trasladado al hospital regional, donde agonizó durante dos horas hasta que también murió.

Te puede interesar...

Mónica Barrionuevo, amiga de Celeste Castillo, dio más detalles de lo ocurrido: “Él estaba prestando servicio y salió antes. Nos dijeron que entró a trabajar anoche a las doce y tendría que haber salido a las 7 de la mañana. Se vino borracho a la casa y habrían tenido una discusión”. Continuando con su relato, se preguntó: “¿Cómo un personal policial que porta un arma anda borracho y sale antes de su horario de trabajo, o sea, van a trabajar y cualquiera sale a cualquier hora?”. Además, comentó que su amiga y el policía estaban de novios hacía aproximadamente un año y que hace poco se habían casado en secreto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído