Una sorda pelea política detrás del hotel clausurado

Buenos Aires.- Una sorda disputa política enmarca una serie de decisiones administrativas y judiciales ocurridas en las últimas semanas en la Ciudad de Mar del Plata, con los gobiernos municipal y bonaerense y el empresario Aldrey Iglesias como protagonistas.

Iglesias es un poderoso empresario de la ciudad de Mar del Plata que cuenta con empresas periodísticas, hoteles y paseo de compras, entre otras actividades.

Amigo personal de Daniel Scioli, en los últimos tiempos no la pasa bien con la administración de María Eugenia Vidal: primero fue el cierre del Casino del Hotel Provincial y luego la clausura del Hermitage, ambos alojamientos bajo su control.

Las máquinas fueron trasladadas al Hotel Sasso, propiedad del sindicato gastronómico que encabeza Luis Barrionuevo, quien venía pidiendo esa habilitación hace años.

Este viernes, un grupo de inspectores de Bromatología y del departamento Habilitaciones del municipio desembarcaron en el Hotel Hermitage, propiedad de Iglesias. Luego de dos horas de controles, los agentes procedieron a la clausura del alojamiento "por no tener todas las medidas de seguridad" que corresponden.

Aunque no se cruzó faja ni se desalojó el inmueble, se le prohibió al empresario la recepción de nuevos huéspedes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído