El clima en Neuquén

icon
15° Temp
83% Hum
La Mañana Argentina

A un año del primer contagio, ¿cuál es la situación del COVID en la Argentina?

El 3 de marzo del 2020 el ex ministro de Salud confirmó que un hombre que llegó de Italia se convirtió en el "paciente cero".

Hace un año, el empresario Claudio Ariel P. se convirtió en noticia en todo el país después de que el ex ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, acompañado por la entonces secretaria de Acceso a la Salud y actual ministra de la cartera, Carla Vizzotti, anunció en conferencia de prensa que en la Argentina se había detectado el primer caso de coronavirus.

“Tenemos el primer caso de coronavirus confirmado en el país. Es un paciente importado, que viene de Italia, estamos trabajando como desde el primer día, cumpliendo con todos los protocolos”, detalló el funcionario el 3 de marzo del 2020, a días para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase la pandemia.

Te puede interesar...

En ese momento, la realidad era muy distinta: los Estados Unidos contabilizaba solo 107 contagios; Canadá, 27; Ecuador, 7; México, 5; Brasil, 2 y República Dominicana, 1. Doce meses más tarde, los números son impactantes: en la actualidad, el país norteamericano encabeza el ranking global con más de 28,6 millones de positivos y 514.000 muertos, según la Johns Hopkins University.

Si bien el 3 de marzo de 2020 se declaró el primer caso, es imposible afirmar que el coronavirus no haya ingresado antes a través de un pasajero asintomático o alguien que no tomó en cuenta los síntomas. Las primeras restricciones comenzarían dos semanas después de aquel día bisagra.

A las 21.45 del 29 de febrero de 2020, Claudio Ariel P despegó desde Aeropuerto Fiumicino de Roma, Italia rumbo a la Argentina en el vuelo AZ 680 de Alitalia. Durante el vuelo,los pasajeros que no tenían que usar barbijos, ni tapabocas, ni guardar distancia, llenaron una declaración jurada a mano mientras desayunaban sobre el océano Atlántico antes del aterrizaje.

Claudio Ariel P, lo hizo sin sentir síntomas, que comenzó a notar recién luego de llegar a su departamento en Puerto Madero. Pasado el mediodía del 1° de marzo, el hombre de 43 años fue a la clínica Swiss Medical Center de Recoleta, donde quedó aislado, y 48 horas después se confirmó que había contraído el virus en Barcelona o en Milán, dos de los destinos que había visitado en su viaje a Europa.

El 2 de marzo, fue trasladado al sanatorio Agote y transitó la enfermedad con un relativo buen estado clínico y sin mayores sobresaltos. "Era medio raro tener la enfermedad cuando no se sabía qué era lo que te podía pasar. Pero estaba tranquilo porque, una vez que llegué a Swiss Medical, me habían hecho los estudios y ya los parámetros me daban todos bien; después, cuando me hicieron el PCR y me detectaron que tenía COVID-19, pregunté cómo iba a ser esto, teniendo la enfermedad, qué podía pasarme, porque no sabía nada, y me dijeron que inmunológicamente estaba muy bien, que me quedara tranquilo, que no me iba a pasar nada. Así que lo pasé bien, sin complicaciones de nada", recordó el hombre en diálogo con infobae y agregó que 12 de marzo del 2020 recibió el alta. "Estoy bien y de salud,no tuve secuelas. Hago deportes todos los días", subrayó.

paciente cero (1).jpg
Claudio Ariel P se convirtió en el

Claudio Ariel P se convirtió en el "paciente cero" tras arribar a la Argentina en un vuelo desde Italia.

“Cuando se supo que había un caso positivo en el avión nadie nos contactó. Fui yo el que llamó a médicos de la zona donde vivo para saber qué tenía que hacer”, manifestó en diálogo con La Nación un turista del vuelo AZ 680. Sin embargo, aquellos que se ubicaron en los asientos cercanos al de Caudio Ariel P. fueron contactados gracias a los datos aportados por Alitalia.

“No tuvimos que hacer cuarentena cuando llegamos. Nos dijeron que si no tenías síntomas, podíamos hacer una vida normal. Cuando explotó el tema y aparecieron más casos en Buenos Aires, decidieron que los que habían llegado de Europa y de Estados Unidos a partir de esa fecha tenían que hacer 14 días de cuarentena. A esa altura, ya había pasado una semana desde nuestra llegada. Ya había estado con mi familia y con amigos. Hice lo que hago normalmente la primera semana y en la segunda me hicieron aislar”, indicó el mismo hombre que pidió reserva de su nombre por las situaciones incómodas que debió vivir los días posteriores en la ciudad pequeña en la que reside junto a su familia.

El 12 de marzo, cuando en el país se habían identificado 31 contagios y un hombre había fallecido, el Gobierno tomó la decisión de frenar los arribos desde toda Europa, Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur e Irán. Formalmente, se prohibieron los viajes por 30 días y se autorizó solo a Aerolíneas Argentinas a realizar los llamados sanitarios. Una semana después, en la víspera del inicio de la cuarentena, se prohibieron todos los vuelos.

Tras el primer caso de COVIS-19, los casos crecieron en forma exponencial y la Argentina llegó a estar entre los cinco países más afectados.

Actualmente, los infectados superan los 2.000.000 y el país se ubica en el lugar número 12 entre las naciones con más contagios.

Otro récord lamentable tuvo lugar cuando el país ingresó entre los 10 con mayor cantidad de muertos por millón de habitantes. Hoy, con más de 52.000 víctimas fatales, ocupa el puesto 13 en total de fallecidos a nivel global. La esperanza de la Argentina y del mundo están puestas en las vacunas.

Aunque hoy Ezeiza y otros aeropuertos están operativos, funcionan en forma muy diferente a la de hace un año. El uso de tapabocas es obligatorio, se toma la temperatura al ingresar a la terminal, en el piso están marcados los lugares para respetar la distancia, se ven acrílicos protectores en las áreas de check- in y en las puertas de embarque. Solo pueden entrar al aeropuerto aquellas personas que viajan y no pueden salir una vez que quedan del lado de adentro.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8.3333333333333% Me interesa
8.3333333333333% Me gusta
0% Me da igual
16.666666666667% Me aburre
66.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario