Al impulso del roller derby le falta espacio

Hienas de la Calle creció a pasos acelerados, pero necesitan un escenario acorde al deporte.

Por Martín Gamero - deportes@lmneuquen.com.ar

El roller derby sigue creciendo en la zona y lo hace a pulmón. Hienas de la Calle es el equipo impulsor de la disciplina en la región, que trabaja constantemente en hacer conocer el deporte, pero se encuentra con obstáculos como la falta de espacios para entrenar y competir.

Te puede interesar...

“Es un deporte de contacto en patines quads (de dos ejes), rodilleras, coderas, muñequeras, casco y protector bucal. Se desarrolla alrededor de una pista ovalada y se patina en sentido antihorario. Consiste en evitar que la corredora contraria pase, ya que al hacerlo mete puntos, y gana quien logra más. El juego dura una hora, con dos tiempos de 30 minutos, y a su vez se subdivide en períodos de 2 minutos”, cuenta Julieta Rodríguez, jugadora de Hienas de la Calle.

Es una disciplina con en comparación con sus orígenes, en la década del 30 en Estados Unidos. No obstante, su desarrollo a través de la formación de nuevos equipos (en la actualidad son cinco) y subiendo el nivel deportivo de las diferentes instituciones hace cada vez más atractiva la competencia. “Para dar un paso más se necesita apoyo estatal, para poder tener un espacio donde practicarlo. Nos adaptamos a donde se pueda, pero eso implica usar un piso que no es el que corresponde”, afirmó Vieja Loca 0, el “derby name” de Julieta.

P26-foto-1-b(SCE_ID=362032).jpg

En la misma sintonía, Estefanía Alvarado, también de Hienas, destacó: “La evolución es favorable. Cada vez más gente piensa en roller derby, pero sin la ayuda del Estado que nos facilite los lugares es muy difícil mantenerse en pie. Creo que con más posibilidades y difusión estaríamos hablando de otra cosa como deporte inclusivo”.

En la región predomina la categoría femenina y está creciendo la masculina. La rama mixta no existe como tal, pero se practica de manera amateur. “Es una disciplina mixta y muy inclusiva en relación con la identidad de género. Las reglas se van modificando año tras año, de hecho, la última actualización está escrita en lenguaje inclusivo”, destacó Cleden Quintana, otra integrante de Hienas de la Calle y una de las organizadoras del cuadrangular en Cipolletti que se realizó hace algunos días.

Para solventar los gastos de la disciplina, Hienas de la Calle se autogestiona. “Nosotros pagamos una cuota de 400 pesos mensual. Con ese dinero se paga el seguro de las patinadoras. Cada vez que se realiza un torneo armamos un buffet para juntar dinero y también tenemos merchandising del equipo (remeras, gorras, pines) para vender. También hacemos rifas y venta de empanadas. Además, tenemos algunos sponsors que nos aportan”, detalló Quintana.

Para sumarse a este deporte solo se necesitan ganas. En caso de no contar con los elementos para practicar, el equipo presta lo necesario. Entrenan lunes, miércoles y viernes, de 20:30 a 23, en el gimnasio del Parque Central (Sarmiento al 400).

LEÉ MÁS

El pibe del interior que viaja 300 km para jugar en la selección provincial y sueña con parecerse a Scola

"Poder relatar un partido del Azul sería hermoso"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído