Alerta provincial por la estafa de los presos de la U22 que compraban teléfonos

Se recomienda verificar los resúmenes de cuenta y tarjeta y en caso de advertir una irregularidad denunciarla.

Por Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

Los investigadores estiman que la maniobra de estafa de los presos de la U22 podría afectar a toda la provincia por lo que se recomienda chequear los resúmenes de tarjeta y en caso de advertir alguna irregularidad denunciar en la comisaría mas cercana.

Te puede interesar...

Hasta ahora la investigación arroja que hay víctimas de la comarca petrolera y las zona cordillerana del sur neuquino, pero por los nuevos datos obtenidos suponen que su accionar habría alcanzado a todo el territorio provincial.

De acuerdo a la información que logró relevar LMN, se trabaja sobre una base de 15 víctimas que podría crecer día a día ya que los internos llevaban más de un mes realizando esta maniobra, por lo que las víctimas lo podrán descubrir cuando tengan acceso al resumen de sus tarjetas.

El monto global de la estafa, aseguran que podría terminar superando tranquilamente el medio millón de pesos porque en su mayoría se trata de equipos de alta gama que superan los 20 mil pesos, llegando algunos incluso a los 90 mil pesos.

Desarticulados

Ayer a la mañana se concretaron los primeros tres allanamientos, cayeron dos mujeres en el barrio Progreso y fueron identificados tres internos de la U22. En las celdas encontraron al menos seis celulares que utilizaban los presos y documentos claves para la investigación que sería un listado con nombre y apellido, DNI y número de tarjeta de particulares que en algunos casos son las víctimas y en otro potenciales víctimas.

Ayer a la tarde continuaron las medidas y se concretó otro allanamiento en una vivienda ubicada en la calle General Paz de Cutral Co donde se dio con dos celulares mas y se procedió a demorar a una mujer, que es la tercera que faltaba.

Además, durante toda la jornada las autoridades fueron tomando conocimiento de nuevas víctimas.

Modus Operandi

Con los datos precisos de la víctima, los presos llamaban a la compañía de telefonía celular correspondiente y fingiendo ser los titulares de la línea solicitaban el cambio de aparato. El operador confirmaba los datos telefónicamente y ahí el comprador fingía no concretar la operación porque no podía concurrir a retirar el aparato, salvo que pudiera ir su pareja a buscarlo. De inmediato la persona del otro lado le pedía los datos para despacharlos y dejar en claro que sería retirado por un tercero autorizado.

Luego, las parejas de los presos acudían a la sucursal del correo y retiraban el paquete ni bien llegaba. Así fue que se materializaron estas estafas.

Los investigadores buscan determinar cómo accedieron a una base de datos tan precisa y las sospechas apuntan a alguna persona que se haya ido de una empresa de Telefonía celular y se haya robado los archivos. Por ahora, todo es materia de investigación.

LEÉ MÁS

Estafaban desde la U22 con la compra de celulares de alta gama

Permutó su auto y a cambio le dieron una camioneta robada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Lo Más Leído