Detuvieron a una RRPP por integrar una red de trata

Captaban mujeres en nuestro país y era obligadas a prostituirse en Italia. Además de la relacionista argentina, hay un italiano detenido.

Una red internacional de trata que captaba a mujeres en la Argentina y las explotaban en Italia fue desarticulada en las últimas horas por la Policía Federal (PFA).

Siempre con el mismo "modus operandi" le ofrecían a mujeres un futuro próspero en Europa, con trabajo y vivienda, pero luego éstas eran explotadas sexualmente en el norte de Italia.

Te puede interesar...

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, promovió una investigación exhaustiva para desarticular esta red de trata, integrada por una relacionista pública y dos italianos.

Así, la Policía Federal Argentina acumuló las pruebas necesarias para detener a la conexión argentina, en tanto que se libró una orden de captura internacional para otro de los miembros.

"Este procedimiento fue posible gracias a la inteligencia criminal y la cooperación internacional. Empezamos a investigar a partir de una denuncia y llegamos a obtener todos los datos necesarios para desbaratar a la banda: quiénes eran, qué roles cumplían y cómo llevaban a cabo los procesos de captación, traslado y explotación de las víctimas", aseguró la ministra de Seguridad, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

Lizz González, seudónimo de la relacionista pública con presencias en boliches bailables de la Ciudad de Buenos Aires, oficiaba como la "captadora local".

Embed

A raíz de escuchas telefónicas, seguimientos y vigilancias, el Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Policía Federal, comandada por Néstor Roncaglia, dio cuenta de las reuniones que mantenía con Lorenzo, otra pieza clave del entramado delictivo.

Lorenzo, un italiano que es señalado como captador, pero su función principal consistía en conseguir visas y ciudadanías para que las víctimas pudieran trasladarse hasta Europa sin problemas. Allí comenzaba la parte que involucraba a Giuseppe, padre de Lorenzo, quien fue imputado como promotor del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

Giuseppe iba a buscar a las damnificadas al aeropuerto de Roma y tras alojarlas, las ubicaba en diferentes locales nocturnos ubicados en las localidades de Viterbo, Pontedera y Pescia. Les prometían que trabajarían allí para hacer presencias y modalidades coperas, una maniobra destinada a generar que los clientes consuman más alcohol, pero luego eran obligadas a ejercer la prostitución.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído