Dos producciones neuquinas fueron premiadas en el Festival Audiovisual Bariloche

Aimé, la serie de Aymará Rovera ganó el el rubro Serie Patagónica y Troperos de Nicolás Detry se llevó el primer puesto en la Competencia Binacional de Largometrajes.

Una vez más el Festival Audiovisual Bariloche mostró el potencial cinematográfico de la Patagonia y puso en lo más alto a dos producciones neuquinas. Se trata de Aimé, la serie realizada por la cutralquense Aymará Rovera que ganó en la categoría Serie Patagónica, y Troperos, un film creado por tres realizadores de Villa La Angostura, que fue distinguido en rubro Competencia Binacional de Largometrajes.

La producción escrita y dirigida por Rovera, se midió con Punto de encuentro de Sebastián Labaronne y Vida Sureña de Llao Lautaro Navarra que tuvo una Mención especial.

Protagonizada por Charo Bogarín, Juan Palomino, Marité Berbel, la niña Rosario Valenzuela, la miniserie que recrea la vida de la cantora mapuche-tehuelche Olga Elisa Painé, tuvo un estreno multitudinario en el Cine Español de Neuquén y se emitió en la televisión rionegrina (Canal 10). Además tuvo proyecciones en diferentes puntos del interior neuquino y, recientemente, en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti (ex ESMA) en el marco del Día Internacional de la Mujer Indígena.

"Este premio deja registro del valor cultural y del trabajo en conjunto. Es un premio colectivo que comparto con todos los que fueron parte, es el premio a la lucha de una mujer como Aimé Painé", sostuvo Rovera junto a Marité Berbel.

BERBEL-ROVERA.gif

Troperos, el sur bajo la mirada de tres angosturenses

En tanto, el documental Troperos, compitió con Historias del viento de Gisela Montenegro, Comparsa de Luciana Radeland, La madre, el hijo y la abuela de Benjamín Brunet y La batalla de Aysen de Rodrigo Labarca.

Creado por los angosturenses Nicolás Detry, Ezequiel Detry y Silvestre Sere, el proyecto realizo en forma conjunta con un libro homónimo que contiene más de 160 fotografías inéditas. La iniciativa revalorizar la figura del gaucho y el sacrificio de una profesión en vías de extinción, mostrando las vivencias personales y el trabajo aislado y solitario de los hombres del valle Tucu Tucu en Santa Cruz.

"Durante dos años, nosotros estuvimos seis meses filmando en el campo porque queríamos mostrar el trabajo específico que hacen en cada estación del año. Encarar la relación con los protagonistas fue difícil porque son personas que no están acostumbradas a hablar de ellos con otras personas. Entonces tuvimos que convivir con ellos y trabajar a la par. A partir de ahí, se empezaron a abrir un poco más. De hecho las entrevistas son sólo de audio porque no quería poner la cámara para no entrometerme de más", contó el cineasta Nicolás Detry.

troperos-1.gif

Sobre la elección del Valle Tucu Tucu como escenario, Detry explicó: "Filmamos ahí porque la estancia pertenece a la familia de nuestro cuñado. El proyecto nació por mi hermano Ezequiel que en un momento de su vida fue a hacer una pasantía allá y quedó enamorado del lugar. Me insistió para que fuera, pero no sabíamos qué contar hasta que vimos un arreo muy duro durante una nevada y luego una nota en La Nación sobre la vida y el trabajo del gaucho en la Patagonia. Ahí me di cuenta que por ahí iba la historia".

"Ese campo además, es particular porque es uno de los pocos en Argentina donde siguen sucediendo arreos de la veranada a la invernada de una gran magnitud. Ellos mueven unas 6500 ovejas durante tres días", añadió.

troperos-2.gif

"La película comenzó a hacer su recorrido hace un mes. Arrancó en el Festival de Cine de Montaña en Ushuaia, que por suerte también le fue bien; y también estuvo en el Festival de Cine Patagonia Aysén en Chile donde tuvo una mención especial", dijo con orgullo el realizador.

"Este premio es muy lindo porque el festival lo siento como mi casa. Si bien Bariloche está en otra provincia, es al lado de donde yo vivo y siento que Río Negro y Neuquén son provincias hermanas. Haber sido reconocido en mi propia casa, con un jurado de afuera es un orgullo y más representar a Neuquén y Villa La Angostura".

Más allá del premio, fue muy linda la conexión con otros realizadores", sostuvo Detry. Además de celebrar el crecimiento que tuvo la FAB en los últimos años, destacó la calidad de las más de 70 producciones que se presentaron en el evento audiovisual.

troperos-3.gif

Detry espera poder presentar Troperos en Neuquén en el mes de noviembre. "Tenemos pensado hacer una gira patagónica aunque estamos un poco atrasados con la organización porque queremos hacer una segunda edición del libro porque la primera se agotó. La idea es ir con la película y los libros", señaló.

Embed
Embed

LEÉ MÁS

Aimé, historia de un emblema patagónico

Presentaron el primer trailer de la serie "Aimé", grabada en Neuquén

La neuquina Aymará Rovera escrachó al director de Yanka por maltratos

Aimé llega al Festival de Cine y su creadora ya prepara otra historia patagónica

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído