Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

LMNeuquen protocolo

El boxeo ya está de vuelta y listo para ofrecer pelea

Por los protocolos por el coronavirus, la actividad retornó por ahora solo en gimnasios y sin guanteos.

Por Ricardo Galasso - galassor@lmneuquen.com.ar

El boxeo fue una de las nuevas disciplinas que se incorporaron esta semana al grupo de las “rehabilitadas” por el Comité de Emergencia del gobierno provincial, en el marco de las restricciones que obligó la pandemia de coronavirus para las actividades físicas.

Te puede interesar...

Un alivio para muchos de los dueños de los gimnasios dedicados a la enseñanza del deporte de los puños, que estuvieron durante todo este tiempo sin percibir ingresos y obligados -algunos de ellos- a reinventarse ofreciendo clases virtuales para intentar sostener los costos. Y también fue un feliz retorno para los amantes de esta actividad, que volvieron a saltar la soga, castigar la bolsa y lanzar golpes. Estos últimos, por ahora, simulados, ya que en esta primera fase no están autorizados los guanteos.

Vuelta-boxeo-02.png

Tres de los principales referentes que nuclean la actividad en la zona cuentan cómo están viviendo este anhelado retorno.

“Para nosotros fue una reapertura muy positiva. Fueron tiempos muy duros (más de ochenta días). Necesitábamos volver a trabajar de modo urgente. Y la verdad es que la respuesta de la gente superó las expectativas”, afirmó Nicolás Acuña, del gimnasio Uppercross de esta capital.

“Del protocolo lo que cambiaría es el uso de barbijos, porque no permiten respirar bien. Y respirar el propio dióxido de carbono es peligroso. También agregaría tiempo al horario de clase”, Diego Egea -Director del gimnasio Furiabox, del barrio La Sirena. “Del protocolo lo que cambiaría es el uso de barbijos, porque no permiten respirar bien. Y respirar el propio dióxido de carbono es peligroso. También agregaría tiempo al horario de clase”, Diego Egea -Director del gimnasio Furiabox, del barrio La Sirena.

“Estamos cumpliendo al pie de la letra los protocolos de higiene y limpieza. Los alumnos se limpian los pies, en un sector donde hay un trapo con lavandina. Al momento de ingresar, además de firmar una declaración jurada y ponerse alcohol en gel en un sector especial, tenemos unas bolsas especiales para que las pertenencias que traen las dejan en el lugar”, destacó mostrando un apego estricto a las normas, recalcando que tampoco se pueden usar vestuarios ni baños. “Todos tienen que venir cambiados y no se salen del sector delimitado que cada uno dispone para tener una distancia y un espacio. Las clases duran 45 minutos y, una vez terminadas, hacemos una desinfección total de todos los elementos usados”, describió Acuña.

Gimasio--boxeo03.png

En cuanto al desarrollo de las clases, explicó: “Tratamos de hacerlas los más intensas posibles. Tanto en la parte física como técnica y con horarios repartidos, para eso tuvimos que reducir la cantidad de alumnos”, señaló.

Vuelta-boxeo03.png

“Nosotros tenemos clases de 45 minutos con un cupo de 15 alumnos por turno. Hoy en día, es un privilegio tener esa cantidad”, apuntó Diego Egea, de Furiabox El Palacio del Boxeo, del barrio La Sirena, señalando que en lo relativo a las normas de higiene siguen “las pautas del protocolo, respetando el distanciamiento para lo cual tenemos todo el gimnasio marcado para cumplir. Y, cada vez que termina la clase apenas se retiran los alumnos, empezamos a desinfectar las instalaciones con rociadores de lavandina y alcohol. Los elementos que usaron los alumnos, el cuadrado del piso, lo lavamos, y desinfectamos colchonetas, mancuernas, soguitas y bolsas”, contó.

“Para nosotros fue una reapertura muy positiva. Fueron tiempos muy duros. Necesitábamos volver a trabajar de modo urgente. Y la verdad, la respuesta de la gente superó las expectativas”, Nicolás Acuña - Director del gimnasio Uppercross, de Neuquén. “Para nosotros fue una reapertura muy positiva. Fueron tiempos muy duros. Necesitábamos volver a trabajar de modo urgente. Y la verdad, la respuesta de la gente superó las expectativas”, Nicolás Acuña - Director del gimnasio Uppercross, de Neuquén.

Por su parte, Bruno Godoy, dueño del gimnasio El Rincón de Bruno, cuna de campeones en Centenario, donde asisten más de 70 boxeadores entre profesionales y los que realizan boxeo recreativo en tiempos normales, destacó que “estábamos esperando esta vuelta al gimnasio. En mi caso tuve que reducir a la mitad las asistencias, pero por lo menos podemos trabajar que es lo importante”, señaló.

Gimasio-boxeo-01.png

“Con el tema de la higiene, cada 45 minutos limpiamos todo tomando cuidados, pero sin entrar en pánico”, concluyó el entrenador neuquino.

La obligación de uso del barbijo fue la primera queja

El uso del barbijo durante los entrenamientos fue un tema de debate entre los entrenadores.

“Es que no te permite respirar bien. Y respirar el propio dióxido de carbono es peligroso”, advirtió Diego Egea de Furiabox, quien sugirió una solución: “Creo que respetando la distancia de dos metros es suficiente. Afuera, en la calle, sí es necesario el barbijo cuando hay contacto con otras personas, pero no acá adentro”, afirmó.

Vuelta-boxe-01.png

Lo propio aseguró Bruno Godoy del gimnasio El Rincón de Bruno: “El boxeo recreativo es una cosa y los profesionales, otra. No puedo entrenar a un chico con barbijo. Es imposible, se ahoga. Creo que eso hay que cambiarlo”, aconsejó.

La obligación del uso también motivó reclamos en Uppercross. “Fue una de las quejas que tuvimos al principio, aunque luego la gente se fue adaptando”, contó Nicolás Acuña a cargo del gimnasio.

gimasio-boxeo.png

Adolfo Alvarado, nominado por la Federación Argentina como representante institucional por Neuquén para trabajar en el protocolo, aportó un detalle que arroja claridad sobre este punto: “Hay que entender que esta es la fase 1 del protocolo y en esta etapa lo que se busca que la gente se adapte a las medidas higiénicas de protección y a una adaptación física progresiva. No tiene otro objetivo, el resto vendrá después. Es fundamental que en cada gimnasio esté pegado el protocolo”, sugirió.

LEÉ MÁS

García Remohí: "Nos tenemos que sentar todos en la misma mesa"

Un arquero con buen lomo: héroe del Rojo campeón, hoy carnicero

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario