El primero, "adentro" con baile

Triunfo en el debut. La selección de básquet derrotó 94 a 66 a Nigeria. Argentina hizo un buen partido en su presentación.

Río de janeiro

Argentina dio el paso que tenía que dar. Le ganó 94 a 66 a Nigeria en el debut en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Facundo Campazzo fue el máximo anotador, con 19 puntos, y a uno terminó el capitán Luis Scola. Se viene Croacia.

El Alma fue incisivo, hizo lo que tenía que hacer: sacar diferencia y controlar el juego ante un rival de menor jerarquía y un estilo de juego singular. La efectividad en la primera parte ayudó. Argentina estuvo finísimo lejos del aro y encontró desde el banco soluciones ofensivas.

Nigeria, un rival desordenado y peligroso, sacó de juego, por momentos, al equipo nacional, que simuló las deficiencias defensivas con buenas producciones en ofensiva.

En el primer cuarto, Argentina mantuvo el tanteador de Nigeria en cero durante cuatro minutos. Los africanos abrieron su marcador cuando El Alma le había marcado 11 puntos.

Con la diferencia a favor, Sergio Hernández empezó a mover el banco a los 5 minutos. Le dio juego a Carlos Delfino y a los 8, ingresó Facundo Campazzo, fundamental para que la albiceleste se vaya al descanso con 19 puntos de diferencia.

El ex base de Peñarol anotó cuatro triples en el segundo período; en 12:50 convirtió 14 unidades y fue el máximo anotador del primer tiempo.

Argentina marcó 10 de los 20 dobles que tiró y 8 de los 16 intentos en triples. El conjunto nacional se fue al entretiempo ganando 50 a 31. En el primer cuarto sacó 7 unidades de ventaja y en el segundo, 12.

"Los amistosos no cuentan, por ahí fueron contraproducentes. Por ahí pensamos que somos mejores que Croacia porque le ganamos por 20 y eso es un error enorme”. Emanuel Ginóbili. Jugador de la selección nacional de básquet

Al límite

En el complemento, Nigeria, con más ímpetu que estructura de juego, intentó remontar el tanteador. Y en Argentina volvieron a aparecer las soluciones en el recambio. Patricio Garino anotó 15 puntos y fue muy importante en el aspecto defensivo, frente a un juego rudo que propusieron los nigerianos.

Argentina intentó no meterse en la estrategia de Nigeria, que fue al choque y, por momentos, al límite. El juego se desdibujó y el debut de Argentina se puso picante.

Sin embargo, el Alma fue aplastante, ganó sin objeción. El tercer cuarto, por 3 puntos y el último por 6. Hasta en los puntos bajos fue superior a su rival.

Ahora se viene Croacia, un rival de jerarquía, que ayer dio la sorpresa al derrotar a España, después de Estados Unidos, el favorito a quedarse con la dorada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído