Golpe comando a un blindado en el Walmart de Avellaneda: robaron tres millones de pesos

El asalto ocurrió alrededor de las 8 en el establecimiento de la cadena de supermercados. Se llevaron parte de la recaudación de un local de Pago Fácil.

Un grupo comando, integrado por siete delincuentes, asaltó este lunes por la mañana un camión blindado en el estacionamiento de un hipermercado de Sarandí, en el partido bonaerense de Avellaneda.

Con armas largas, ropa camuflada y chalecos antibalas, los asaltantes redujeron a tres custodios de un camión de transporte de caudales de la firma Brinks y robaron dos sacas con tres millones de pesos en efectivo, que acababan de ser retirados de un local de Pago Fácil, situado en el predio.

Te puede interesar...

El golpe comando ocurrió a las 8 en el playón de estacionamiento del supermercado ubicado en Nicaragua y Acceso Sudeste, de la mencionada localidad del sur del conurbano.

Los ladrones maniataron a los custodios, les robaron sus pistolas marca Browning calibre 9 milímetros y escaparon en dos camionetas, una de las cuales era una Fiat Ducato con dos patentes distintas que fue encontrada minutos más tarde.

Los empleados del camión de caudales se vieron superados en cantidad de personas, entregaron el dinero y no ofrecieron resistencia, lo que fue fundamental para que no se produzca un tiroteo y haya personas heridas.

La investigación quedó a cargo de la DDI Avellaneda y la Jefatura Departamental Lanús, quienes ya empezaron a tomarle declaración a los testigos.

“Algunos testigos hablan de cinco delincuentes y otros de seis pero aparentemente actuaron siete. Tenían ropas similares a las de los uniformes del servicio penitenciario y portaban armas largas”, dijo a Télam una fuente judicial.

“Afortunadamente no hubo ni un solo tiro y nadie salió lastimado. Al verse superados en número y armamento, los custodios decidieron entregar el dinero y sus armas sin oponer resistencia”, señaló otro de los investigadores.

Un cuarto vigilador que actuaba como chofer, se quedó dentro del camión blindado, como indica el protocolo, y no intervino.

El asalto se produjo a metros del playón de una estación de servicio que, el 29 de junio pasado, se convirtió en el escenario de un tiroteo, donde agentes de la Policía Federal se enfrentaron con otros de la Bonaerense que habían ido a cobrar una coima. En aquella oportunidad un comisario de la Bonaerense terminó muerto y dos oficiales federales gravemente heridos.

LEÉ MÁS

A dos abuelos les robaron hasta la dentadura postiza

Según las encuestas, Macri recortó dos puntos en apenas 15 días

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído