La mejor clase de una docente

A pocos días de cumplirse diez años de la primera condena a los principales represores que tuvieron a su cargo el centro clandestino de detención La Escuelita, que funcionó en esta ciudad durante la última dictadura militar, LM Neuquén dio a conocer el caso de una docente de Historia que denunció haber sido hostigada, censurada y perseguida ideológicamente por las autoridades de un colegio secundario religioso de Centenario por hablarles a sus alumnos contra quienes llevaron adelante el terrorismo de Estado. No sólo esos ocho represores fueron condenados, sino también los que fueron juzgados en otros tres procesos judiciales desarrollados en esta ciudad.

La docente fue intimidada para que enseñara la “teoría de los dos demonios”, esbozada en el famoso prólogo del Nunca Más y que consistía en condenar las dos violencias: la insurgente y la estatal. Como dice Daniel Feierstein, especializado en estudios sobre prácticas de genocidio, esa teoría “fue lo que pudo hacer la sociedad a mediados de los 80 para tratar de enfrentar la legitimación del genocidio a nivel social, que había tenido su fuerza durante la dictadura, y de alguna manera de abrir la posibilidad de legitimar socialmente el juicio a las juntas”.

Te puede interesar...

El concepto genocidio quiebra esa dualidad, sostiene Feierstein, porque está claro que no se pueden equiparar las prácticas, objetivos y estrategias que tuvo cada bando. Por un lado, el objetivo era transformar la identidad de un pueblo para producir una sociedad más desigual y más injusta. Por el otro, la intención de lograr mayor igualdad.

Con la denuncia -apoyada por alumnos y ex estudiantes del colegio-, Ingrid Rainao brindó su mejor clase y enseñanza.

LEÉ MÁS

Censuraron a docente por hablar contra la dictadura

Alumnos apoyan a la docente de Historia censurada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído