Los ojos clavados en la pantalla para saber programar

Estudiantes latinoamericanos de Informática se capacitaron y compitieron en la UNCo.

Embed

Sofía Sandoval

ssandoval@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Afuera, el frío y la llovizna persistente dejaron las calles semidesiertas, con pocos transeúntes que caminan abrigados. Adentro, en los laboratorios de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), un centenar de jóvenes transpira mientras se apura por programar en tiempo récord.

En el marco del Training Camp Argentina 2016, que llegó por primera vez a Neuquén, más de 120 estudiantes latinoamericanos participaron de dos semanas de capacitaciones intensivas y competencias de programación, que los prepararon para formar parte de los torneos que se realizan a nivel mundial.

Mientras un grupo de jóvenes discute frente al monitor, donde cargan códigos incomprensibles para muchos, el coach Leopoldo Taravilse explica la historia del evento que organizó hace siete años junto con dos amigos. Los tres integraban un equipo de programación y llegaron a competir en instancias mundiales en países como China, Polonia y Tailandia.

“Cada vez que íbamos, notábamos que había pocas universidades argentinas con trayectoria en este tema, que ya lleva 40 años en el mundo”, señaló Taravilse, docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Por eso, el equipo apuntó a transmitir sus experiencias en otras casas de altos estudios y así nació el Training Camp.

En las primeras ediciones en Buenos Aires participaba una veintena de personas, y los jóvenes decidieron extender su horizonte y llevar la actividad a otros puntos del país, para que más estudiantes se contagiaran de su entusiasmo y se animaran no sólo a aprender cosas que no se enseñan en la carrera, sino a sumar puntos para el currículum.

“Muchos chicos quieren trabajar en empresas como Google y Facebook, donde se valora mucho la pasión por lo que hacen y que participen de este tipo de actividades. No es sólo cursar y aprobar materias”, destacó. Según las historias sobre la fundación de Facebook, el creador seleccionó a sus primeros empleados a través de una de estas competencias, con una hinchada que alentaba a los programadores.

A pesar de que pasan horas con los ojos clavados en la pantalla, el Training Camp también es un espacio para el intercambio cultural estudiantil y el nacimiento de amistades. “Motivamos mucho el trabajo en equipo porque te prepara para desenvolverte mejor en el campo laboral”, dijo Juan Cruz Piñero, coordinador del evento en la UNCo.

“Hay pocos estudiantes que se suman a la propuesta en Neuquén, por eso la idea de traerlo acá para que lo tengan más cerca y se entusiasmen”, señaló, y agregó que las competencias sirven como motor porque se suman muchos alumnos de primer año. “Si bien no pueden resolver algunas cosas que todavía no vieron en la carrera, notar que ya pueden desempeñarse es positivo”, apuntó.

Hasta bien entrada la tarde, el mate y el café conviven con el teclado, el mouse y las libretas de apuntes mientras los estudiantes discuten cómo resolver problemas contra reloj y entrenarse para competir en las grandes ligas, los mundiales y las competencias que organizan las máximas empresas de computación.

Brasil, decime qué se siente...

La actividad contó con la participación de muchos estudiantes extranjeros, provenientes de Perú, Colombia, Bolivia y Venezuela, quienes destacaron el buen nivel que tienen los programadores argentinos, que suelen vencer a Brasil en un clásico que se repite también en los mundiales de programación. Sin embargo, Juan Cruz explicó que en Neuquén aún queda un largo camino por recorrer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído