Miles de personas marcharon en demanda de trabajo

La denominada "histórica marcha por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo" partió desde la tradicional iglesia de San Cayetano.

Organizaciones sociales, políticas y sindicales de diversa ideología congregaron hoy a miles de personas en Buenos Aires para para reclamar trabajo y mejor condiciones económicas al Gobierno que encabeza el presidente argentino, Mauricio Macri.

La denominada "histórica marcha por Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo" partió desde la tradicional iglesia de San Cayetano, donde se concentran los fieles católicos coincidiendo con la festividad santoral, y marchó hasta la emblemática plaza de Mayo en Buenos Aires.

Los manifestantes piden medidas para enfrentar la inflación y el aumento de tarifas. A su vez, su intención era la de visibilizar a los sectores más pobres, postergados y excluidos del sistema de trabajo formal.

De la iniciativa participan referentes y militantes del Partido Justicialista, el Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), entre otras organizaciones sociales, sindicales y políticas.

Se trata de un reclamo conjunto de empleo, en coincidencia con la popular celebración católica de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo. La protesta incluye, entre otros reclamos, las consignas emitidas por el papa Francisco de techo, trabajo y tierra.

De esta manera, la celebración popular religiosa adquiere un tono más político que años anteriores.

En una carta enviada al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, el papa Francisco afirmó recientemente: "Seguimos viviendo momentos en los cuales los índices de desocupación son significativamente altos".

"Cuando pedimos trabajo estamos pidiendo poder sentir dignidad; y en esta celebración de San Cayetano pedimos esa dignidad que nos confiere el trabajo; poder llevar el pan a casa", añadió la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

El sindicalista Hugo Yasky, de la CTA, remarcó que "es necesario que el Gobierno entienda que hace falta un cambio de rumbo. Hay que gobernar para el pueblo y no para un sector. Se está destruyendo la industria, cada vez hay más desocupación. Esto no da para más".

Argentina atraviesa un período de recesión económica y una alta inflación, en torno al 42 por ciento anual.

"Reclamamos cambios políticos para generar empleo. Basta de pensar que se puede gobernar hambreando al pueblo. Este es el mensaje de esta marcha. Nos tenemos que unir. Hay que hacer que el Gobierno genere empleo con salario digno", señaló Yasky, que sostuvo que "todos los días hay despidos".

Desde la madrugada miles de personas ingresaron al santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, para pedir pan y trabajo, en el marco de la fiesta religiosa.

Luego, miles de personas se concentraron en las afueras de la iglesia marchar con los reclamos hasta la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno.

El cardenal Mario Poli pidió "progreso, paz y justicia para todos", en el marco de la homilía de la misa central por la celebración de San Cayetano. "Que no falte el pan y el trabajo en las familias" argentinas, imploró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído