Muy golpeados a manos de patovicas

Dos hechos graves, uno en Palermo y otro en Florencio Varela, y un denominador común: la violencia de los encargados de la seguridad de los boliches.

Buenos Aires.- Pablo, de 28 años, fue con su esposa, su hermana y otros amigos a un boliche de Palermo, en Capital Federal. Lo que intentó ser un festejo demorado del Día del Amigo terminó siendo un momento para el olvido: un grupo de patovicas lo golpeó, hiriéndolo gravemente.

Lucas Sáez, de 23 años, soltero y con ganas de divertirse con amigos, fue a bailar a un boliche que está sobre la Ruta 36, en la localidad bonaerense de Florencio Varela, pero no volvió a su casa sino que terminó en el hospital. El joven quedó internado en terapia intensiva tras recibir una paliza por parte de los patovicas del boliche, quienes lo golpearon hasta dejarlo inconsciente.

Empujones en Palermo

Pablo había ido a bailar a Poro Soho y cerca de las cuatro de la mañana, los patovicas comenzaron a empujar a su hermana y la tomaron del cuello. Él quiso intervenir en su defensa y todo empeoró. “Uno de remera negra empezó a provocar y lo apuntó con un láser. Vinieron los patovicas y lo arrastraron”, contó Karina, la suegra de Pablo.

Al respecto, un hermano de la víctima llamado Marcelo contó que cuando lo sacaban para afuera “uno gritó ‘¡a éste mátenlo!’ y ahí apareció uno grandote que le pegó en la cara dos piñas y lo dejó inconsciente”. Antes de que llegue la ambulancia, una persona quiso ayudarlo porque se estaba ahogando con la sangre y, según una testigo, uno de los encargados del boliche salió y lo amenazó diciéndole que no se metiera.

Golpes e inconsciencia

“Lucas jamás salió del boliche. A mí me sacaron, nos separaron los patovicas dentro del boliche. Primero eran tres patovicas, después tiraron luces con los láseres y aparecieron un montón. Nos separaron y nos golpearon. A Lucas no lo dejaron salir”, relató Walter cómo fueron los hechos en el boliche de Florencio Varela que dejaron a este joven en terapia intensiva.

“Lo golpearon mucho -contó Débora, su hermana-. Está con respirador, está mal. Es tremendo lo que hicieron con mi hermano. Nunca salió del boliche”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído