Pancho festejó 30 años en LU5

El reconocido periodista vivió una jornada de recuerdos y celebración.

Embed

Neuquén
El de ayer no fue un día más en la vida de LU5 Radio Neuquén. El periodista Pancho Casado cumplió 30 años en la emisora más importante de la Patagonia. Por esto su Línea abierta, el gran clásico de la mañana para los neuquinos, tuvo su celebración como protagonista. Pancho recibió muchísimos saludos de la audiencia y vivió momentos especiales durante varias horas.

Uno de los instantes sobresalientes fue una charla con Oscar Smoljan, diputado provincial por la UCR y ex director del Museo de Bellas Artes de Neuquén, quien fue la primera persona que entrevistó cuando comenzó a trabajar en esta radio.

El legislador recordó que eran vecinos de barrio. "La presencia tuya la siento como la de un familiar", sostuvo al referirse a la labor de Pancho. "A pesar de las peleas que hemos tenido", agregó, entre risas, con la complicidad del conductor.

Luego fue el turno de Dante Lombardo, ex director de LU5, quien lo incorporó a la radio el 10 de marzo de 1986. "Me enseñó a vivir en Neuquén, me enseñó a tratar a la gente de Neuquén", manifestó Pancho al presentar la nota. Y recordó que en principio no lo convencía el ofrecimiento económico que le habían hecho las autoridades de la emisora y se volvió a San Rafael. Una vez en tierras cuyanas, a Francisco le llegó una encomienda por la empresa Alto Valle en la que iba un contrato para trabajar en LU5. Así fue como decidió emigrar hacia esta capital. "Con vos fue incorporada una buena persona, que logró el respaldo de una audiencia multitudinaria", añadió Lombardo.

El festejo
Al finalizar el programa, Pancho salió del estudio y se encontró con un festejo sorpresa organizado por sus compañeros de trabajo. Hubo tortas y hasta champagne para brindar.

Todos recordaron anécdotas y uno de los temas de conversación fue una foto de Francisco en sus comienzos como periodista que acercó su mujer, Estela. En ningún momento, el conductor de Línea abierta dejó de expresar su emoción por estos 30 años. "La radio para mí es todo. Es mi vida. Es mi familia. Me han endulzado la vida, hemos recibido mensajes toda la mañana y eso me llenó el corazón", comentó Pancho.


Texto de su facebook
Treinta años no es nada

Hace 30 años, un 10 de marzo de 1986, comenzaba a trabajar en LU5 Radio Neuquén. Han pasado 30 años de luchas, internas, batallas, guerras, carpetazos, a todas hemos sobrevivido gracias a la gente, a la que está del otro lado de la radio. No hace mucho, para el aniversario de LM Neuquén escribí un artículo intentado explicar qué es ser neuquino para mí o qué significa habitar esta tierra, y la verdad lo publico en el Face porque ahí están resumidos los 30 años en la provincia y en la radio, sin lugar a dudas que esto es más difícil que realizar una mera descripción del derrotero que arranca casi todos los días a las 4:20. Quizá esa rutina me define, establece mis días, me ordena y me da seguridad, pero es demasiado simplista a la hora de explicar mi relación con esta provincia.

A veces pienso que yo elegí esta vida, sin lugar a dudas, amo mi profesión, desde muy pequeño la abracé y empapa cada aspecto de mi vida, creo que es hora de que me acostumbre a que hasta mi nieto me llame "Pancho", como si el personaje se hubiera tragado el lazo familiar.

Aunque esto no es así, él sabe bien que soy su abuelo, al igual que mi otra nieta y que el resto de mi familia, es que en Neuquén yo me convertí en esto que soy, en este señor que la gente deja entrar todos los días bien temprano a su casa y que los escucha, sin filtros.

Me comprometí con esta tierra y así de a poco fuimos forjando un poco inconscientemente y otro poco consciente, este camino que seguimos transitando.

Casi sin quererlo, y también queriéndolo mucho, me volví algo así como la voz de su gente, me propuse escucharlos a todos y crear puentes. Puentes que unieran sus problemas con soluciones, y así fui sintiendo esta tierra cada vez mas propia.

Soy "Pancho" para la mayoría de la gente, con nuestras diferencias y caminos comunes. Neuquén me adoptó a mi familia y a mí. Me adoptó en el sentido más maternal de la palabra, me dio todas las posibilidades por las que luché, me obligó a luchar, nada fue gratis, pero fue justamente esa lucha la que me hizo sentir muy neuquino y, sobre todo, agradecido de esta provincia.

Muchas veces me han tentado para cambiar de rumbo laboral, pero nunca pude, entre Neuquén y yo nació un compromiso, casi como un secreto entre ambos, en donde yo decidí escuchar las historias de su gente, sin tapujos, sin intermediarios, y esta provincia me dejó ser. Estoy seguro de que otros podrían honrar este pacto, pero no soy un hombre que falte a su palabra.

Mis hijos crecieron acá, mis nietos crecen acá y, por qué no reconocerlo, yo crecí y crezco acá. Entre sus caminos, entre sus lugares más inhóspitos, donde siempre llegó y llega la radio, yo también crecí.

Lugares donde íbamos con Julio César "Nene" Molina, quien estaba a cargo del móvil de LU5 y hacía mucho más que eso, porque además de tirarme el cable para que el micrófono llegara a nuestro entrevistado, lo hacía con la pasión que esta tierra despierta.

Yo crecí en esos pueblitos, con las historias de la gente, cambié, me empapé de esta tierra que con mucho respeto hoy siento propia. Y aquí estoy, con mis aciertos y desaciertos, abriéndote la línea de lunes a sábados, porque como en toda relación, tenemos nuestras responsabilidades, ella cuida a mi familia, que la elige con la misma fuerza que lo hice yo hace casi cuatro décadas, y yo, desde mi lugarcito, aporto mi granito de arena, escuchando a su gente, y cuando puedo, le tiro una mano para ayudarla. Gracias a todos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Lo Más Leído