El clima en Neuquén

icon
Temp
61% Hum
La Mañana COVID

Tuvo Covid y ahora sufre de tics que no le permiten controlar su cuerpo

Un joven de 20 años padece de un extraño cuadro neurológico que le provoca múltiples tics todo el tiempo, presuntamente luego de haber contraído coronavirus.

Un joven mendocino se contagió como muchos argentinos de coronavirus, pero a diferencia de la inmensa mayoría de las personas de su misma edad, el paso del virus le dejó secuelas de por vida.

Alan Bastida Robert es un estudiante 20 años oriundo de la ciudad mendocina de San Rafael que estudia Instrumentista y ama el deporte. Dio positivo de Covid-19 el 1 de junio pasado tras hisoparse en el Hospital Schestakow. No estaba vacunado. Los primeros estudios detectaron que su organismo tenía severas carencias, falta de vitaminas D y B.

Te puede interesar...

“El cuadro de coronavirus lo transitó en la casa como cualquier otra persona infectada, ya que no había indicadores alarmantes, pero desde el primero comenzó a empeorar y terminó desarrollando una neumonía lateral y luego bilateral”, aseguro su madre, Mariela Robert.

Tras varios días, apareció una reacción alérgica que fue tratada con corticoides y, 17 días después, comenzó con espasmos. Las manos le temblaban, se le doblaban las rodillas y daba patadas involuntarias. Al final, se le sumaron el cuello y la mandíbula con movimientos bruscos incontrolables, para un lado y el otro.

“Es una pesadilla. Siento mucho dolor y no descanso ni cuando estoy dormido”, relató Alan. Antes del Covid, era una persona muy activa, estudiaba la carrera de instrumentación quirúrgica, practicaba boxeo, y trabajaba en redes sociales del área de Cultura de la Municipalidad de San Rafael. Iba a trabajar en bicicleta, pero ahora perdió toda autonomía. Desde ir al baño, ducharse, sentarse a comer, utilizar el teléfono hasta caminar resulta un tormento por los movimientos incontrolables.

Mariela Robert-habló de su hijo Alán quien transitó el COVID y quedó con graves secuelas

Alan y su madre fueron derivados a Mendoza para ser atendidos por otros profesionales en forma particular. Una doctora le diagnostica que lo que tiene es una encefalitis, una suerte de alteración en su cerebro que se había dado el día 17 con la inflamación de la cara y la coloración roja de su rostro, como secuela del Covid y que le generó lo que la profesional diagnosticó como “Diagnóstico de los tics”, que consiste en la manifestación parcial de todos los tic.

Los diagnósticos médicos, después de ver el resultado de los estudios neurológicos, coinciden en que Alan no tiene enfermedad genética ni daño neuronal producido por el Covid. Tiene un trastorno funcional y sugestivo, que requiere de fisioterapia y terapia cognitiva conductual. No hay medicación específica para tratar estos trastornos.

Los especialistas aseguran que el caso de Alan es un cuadro psicosocial severo y destacan que son muchos los pacientes con complicaciones psicosomáticas post covid.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

69.491525423729% Me interesa
3.3898305084746% Me gusta
5.0847457627119% Me da igual
6.7796610169492% Me aburre
15.254237288136% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario