Un policía que manejaba un Uber mató a un ladrón

Le pegó dos tiros luego de que el delincuente intentara robarle.

Buenos aires. Un agente de la Policía Federal mató a un ladrón que intentó asaltarlo en Lomas del Mirador, partido bonaerense de La Matanza. El hecho se dio en un marco algo particular ya que el federal estaba manejando un Uber cuando fue atacado por el delincuente, al que asesinó de dos balazos.

Ocurrió durante las últimas horas del lunes, cuando el agente Nicolás Bulacio aceptó realizar un viaje a través de Uber. De 26 años y soltero, el policía salió de su casa vestido de civil ya que estaba en sus horas franco (cumple funciones en la Delegación Morón) aunque portando su arma reglamentaria. En su Volkswagen Fox fue hasta el punto de encuentro con su pasajero, Félix Restaino, quien se subió en el asiento del acompañante y le indicó el destino. Cuando faltaban metros para llegar al final del viaje, el pasajero sacó un cuchillo, se lo puso en el cuello a Bulacio y comenzó con las amenazas mientras le robaba billetera, el celular y otras pertenencias. Debido a esto, el policía intentó defenderse y se zafó del ladrón, salió del auto y disparó dos veces con su pistola Browning 9mm. Uno de los proyectiles dio en la nuca del joven, de 24 años y padre de una beba de dos meses, y otro impactó en la muñeca derecha. Herido, el ladrón tomó el volante del vehículo y transitó algunos metros, hasta que detuvo su marcha y murió segundos más tarde.

“Me puso un cuchillo en la garganta y yo me defendí. Ahora hay que esperar. Tenía el arma encima porque recién salía de hacer un adicional”. Nicolás Bulacio, Policía que asesinó al ladrón

El menor asesino tenía domiciliaria

Uno de los dos menores detenidos por asesinar a tiros a Jonathan Emanuel Rico (25) para robarle el auto en Hurlingham, Buenos Aires, debía estar preso: estaba cumpliendo un arresto domiciliario desde el 8 de agosto como parte de una condena por “robo simple”.

El sospechoso, de 17 años, terminó herido en un tiroteo con la Policía al ser detenido y ahora está internado en el hospital de Hurlingham. El dato sobre sus antecedentes demoró porque, al principio, había dado una identidad falsa. Luego comprobaron su verdadero nombre y descubrieron que estaba cumpliendo una condena por robo. Fuentes policiales confirmaron que el joven detenido tiene domicilio en Villa Tesei y que se encontraba “cumpliendo un arresto domiciliario desde el 8 de agosto de 2018 por una causa caratulada como robo simple y otros”.

En la investigación por el asesinato de Jonathan también hay un menor de 16 años detenido. Por eso la causa quedó en manos de la Fiscalía Juvenil N° 1 de Morón.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído