Allanaron dos de las tres propiedades de Cristina

Son los domicilios de la ex presidenta en Recoleta y Río Gallegos.

Buenos aires. Tras recibir la autorización del Senado, el juez federal Claudio Bonadio dispuso allanar los domicilios de Cristina Kirchner en Recoleta, Río Gallegos y El Calafate. La ex presidenta está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita en la causa por los cuadernos de las coimas.

Los operativos comenzaron ayer al mediodía en la esquina de Juncal y Uruguay, en Recoleta, donde se encuentra el departamento de la senadora nacional del FPV. Dos horas después, arrancó el procedimiento en el domicilio de la ex mandataria en Río Gallegos, que terminó pasadas las 18. Durante el día no hubo movimiento en la vivienda de El Calafate y se cree que el allanamiento allí podría realizarse hoy, aunque no fue confirmado. La Justicia sospecha que en las casas del sur se habrían instalado bóvedas.

Te puede interesar...

El operativo Recoleta

Los peritos de la Policía Federal ingresaron pasadas las 12 al edificio ubicado en el barrio porteño de Recoleta, acompañados por dos testigos. Portaban bolsos y valijas con instrumentos técnicos. Pocos minutos después de que arrancara el procedimiento, Carlos Beraldi, el abogado de la ex presidenta, dijo que los policías le pidieron que se retirara de la vivienda por orden de Bonadio. Finalmente, la Cámara alta autorizó el procedimiento sin condicionamientos y sólo especificó que el procedimiento debía guardar “decoro” y “tutelar las garantías constitucionales, particularmente el derecho a la intimidad”, en virtud de que “se trata de una senadora que fue dos veces presidenta de la República”.

Un grupo de militantes acompañó la sesión con una vigilia en la esquina de la calle Juncal y Uruguay, frente al domicilio de Cristina. Esta mañana la mayoría de los seguidores de la ex presidenta se habían retirado del lugar. Solo quedaban los carteles de apoyo pegados en las paredes del edificio. En la zona, el tránsito circuló con normalidad durante la mañana y el clima general fue de calma.

José López volvió a dar datos clave

En el marco de la causa por los cuadernos de las coimas, el ex secretario de Obras Públicas, José López, y el financista preferido de Néstor Kirchner, Ernesto Clarens, estuvieron ayer en los tribunales de Comodoro Py. Ambos pretendían ampliar sus dichos para acceder al beneficio de imputado arrepentido.

Pasado el mediodía, López terminó de ampliar su declaración ante Bonadio, quien en las próximas horas definirá si homologa su acuerdo. Fuentes de la causa aseguraron que López “hizo precisiones sobre distintas circunstancias que quedaron volcadas ampliando lo declarado como colaborador en el acuerdo”. “El aporte del imputado fue amplio y sustancial”, definieron. Antes, López había vinculado a los Kirchner con los bolsos del convento.

El peronismo no aprobará el desafuero

En la sesión del miércoles, cuando por unanimidad el Senado aprobó el pedido de Bonadio para allanar sus propiedades en la causa de los cuadernos, la ex presidenta arremetió contra el juez y dijo no arrepentirse “de nada”. Cuestionó la imparcialidad de Bonadio: aseguró que impulsó cinco de las seis causas en su contra. Además, dijo que la causa de los cuadernos es parte de una persecución política y judicial en su contra. Cristina Kirchner también protagonizó un fuerte cruce con el jefe de la bancada del PJ, Miguel Pichetto, quien ratificó que el peronismo no aprobará el desafuero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído