El hecho se produjo ayer, minutos antes de las 6, en la esquina de las avenidas Nazca y Rivadavia. De acuerdo a las imágenes, el vehículo se metió hasta dentro del restaurante y lo frenó la baranda de una escalera varios metros adentro del local, casi donde están los baños. Con el frente del bar todo destruido, personas que pasaban por allí, en su mayoría jóvenes alcoholizados que salían de los boliches bailables de la zona, aprovecharon para meterse y sustraer bebidas alcohólicas.

El episodio pudo ser una tragedia, ya que el restaurante estaba abierto y había gente en su interior, aunque por la vereda, muy transitada a esa hora, no pasaba nadie en ese momento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído