Corrió para pedir ayuda y los ladrones lo apuñalaron

Un joven de 16 años murió durante una entradera en su casa.

Buenos Aires.- Un joven de 16 años fue asesinado a puñaladas por delincuentes que ingresaron a robar a su casa, ubicada en el partido bonaerense de Escobar. El chico, identificado como Martín Scaldaferro, fue atacado cuando intentaba escapar para dar aviso a la Policía, mientras que su padre también resultó herido cuando quiso defenderlo, pero se encuentra fuera de peligro. Los delincuentes están prófugos y los vecinos realizarán una marcha para pedir justicia. En un primer momento, se informó que el chico había sido atacado al intentar defender a su padre.

Martín tenía 16 años y cursaba quinto año en el Instituto Santa María. El viernes por la tarde, pasadas las 15, al menos dos delincuentes ingresaron a su casa, ubicada en San Lorenzo, entre Dr. Travi y Ameghino, en Belén de Escobar, el centro del partido. Según las primeras informaciones, un integrante de la familia les habría abierto la puerta a los ladrones luego de que les dijeran que eran policías. Una vez dentro de la casa, Martín habría intentado escapar para dar aviso a la Policía, informó el diario El Día de Escobar.

5 horas estuvo secuestrado un joven el mes pasado.

Fue el 24 de julio, cuando un chico de 15 años fue secuestrado en un boliche de Escobar y liberado en un descampado de Garín tras el pago de un rescate, que incluyó dinero y un plasma.

En ese momento, los delincuentes, que no llevaban armas, agarraron una cuchilla de la cocina, lo interceptaron y lo apuñalaron en los pulmones. Su padre intentó defenderlo y también fue herido. Martín murió horas más tarde en el quirófano del hospital Erill. Por su parte, su padre, Gerardo Scaldaferro, dueño del comercio Roymar de la zona, se encuentra fuera de peligro en el Sanatorio de La Trinidad de San Isidro.

Los delincuentes escaparon sin robar nada en un auto Honda City gris y hasta el momento permanecen prófugos. La Policía de la zona realiza rastrillajes para poder dar con su paradero. Además, investigan las cámaras de seguridad que la familia Scaldaferro tiene en la puerta de su casa.

Los restos de Martín fueron despedidos por una cochería de la calle Bernardo de Irigoyen al 200, en Belén de Escobar, informaron medios locales.

El caso generó gran conmoción en el barrio, por lo que familiares, amigos y vecinos convocan a través de Facebook a una marcha para pedir justicia. “Los invito, vecinos de Escobar y alrededores, a la marcha que realizaremos el día 19 de agosto, a las 19, por Martín. Basta de quedarnos sentados en el momento que pasa un hecho de inseguridad”, afirman los organizadores. El evento en las redes sociales ya cuenta con 2500 asistentes. Nadie puede ni quiere disimular su indignación.

Otro grave hecho de inseguridad

Días antes de que asesinaran a Martín, Escobar se había estremecido por otro hecho de inseguridad. Un policía local mató a un delincuente e hirió a otro en un intento de robo. El hecho ocurrió cuando el efectivo Diego Paiva, de 33 años, circulaba en su auto Ford Escort y fue interceptado por dos jóvenes con evidentes intenciones de robo, por lo que se produjo un enfrentamiento. Uno de los delincuentes, identificado como Luis Céspedes, de 23 años, quien había salido de la cárcel un mes atrás, cayó gravemente herido, mientras su cómplice escapó y luego fue detenido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído