Dolor y bronca en sepelio de la policía asesinada

En un entierro con honores, la mamá de Lourdes se descompensó.

Buenos aires. Los restos de la policía bonaerense Lourdes Espíndola, asesinada por delincuentes que le robaron su arma reglamentaria, fueron inhumados ayer con honores, mientras que a la tarde se produjo la detención de un segundo sospechoso por este crimen -el primer arrestado quedó desvinculado del caso-.

Según confirmaron fuentes policiales, el nuevo detenido es Pablo Manuel F., de 38 años, quien se habría escapado de su casa cuando los efectivos fueron a buscarlo, aunque luego lo capturaron a pocas cuadras armado con una pistola automática calibre 45.

Te puede interesar...

Unas horas antes, la joven policía había sido despedida por una gran cantidad de familiares, allegados, vecinos y policías con uniformes de gala, que acompañaron el cortejo fúnebre desde la casa mortuoria en la que se realizó el velatorio hasta el Cementerio Municipal de Berazategui.

Previo a la inhumación de la joven de 25 años se leyó un responso en el que un sacerdote pidió que “Dios la recompense” por haber ofrendado su vida al servicio de los bonaerenses, después de que se leyera su ascenso post mortem a subteniente.

Al funeral asistió el jefe de la Policía Bonaerense, el comisario Fabián Perroni, que fue el encargado de entregar la gorra del uniforme de gala de la joven a su padre, Juan Espíndola. La madre de Lourdes, Silvana Jofre, en tanto, debió ser asistida al estallar en llanto en el momento en el que sonaba la diana y debió seguir el féretro a su última morada en una silla de ruedas, mientras era trasladado por una guardia de honor.

Poco antes de que el cortejo integrado por varias patrullas saliera de la casa velatoria, el comisario Perrone, interpelado por un hombre que parecía ser veterano de la Policía y que le reclamó porque los delincuentes son protegidos, le aseguró que el crimen de Lourdes “no va a quedar en la nada”. Al mismo tiempo, entre los efectivos se escucharon algunos reclamos de justicia cuando el cortejo emprendía el último viaje.

Estuvo presente el jefe de la Bonaerense, Fabián Perroni, quien se abrazó con el viudo, también policía, con quien había tenido un cruce verbal el día anterior.

Con antelación, el viudo de la joven aseguró que conversó con el jefe de la fuerza y se disculpó por las críticas que le había hecho, al igual que por los insultos a la gobernadora María Eugenia Vidal y al presidente Mauricio Macri. “Tuve una charla con el jefe de policía. Aclaramos las cosas. Me pidió disculpas, le pedí disculpas. Les pido disculpas también al presidente y a la gobernadora. Había estado caliente todo el día y con bronca”, dijo Fernando Altamirano.

Lourdes Espíndola tenía un hijo de seis años y, según su familia, soñaba con ser policía desde que era pequeña.

“El que mata a un policía debe tener prisión perpetua. Hoy hablamos de dos policías que lamentablemente perdieron la vida y eso muy doloroso para nosotros”. Cristian Ritondo. Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires

Macri recibirá hoy a la familia

El presidente Mauricio Macri se comunicó ayer con el padre de Lourdes Espíndola y le manifestó la intención de recibirlos a él y a su familia. “Nos llamó el presidente Macri y nos dijo que quiere entrevistarse con todos”, contó Juan, que en esa línea agregó que el encuentro se realizará a través de la gestión del jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Fabián Perroni. Sobre este último destacó que “estuvo todo el tiempo con nosotros”, así como también la presencia de todos los compañeros de Lourdes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído