Durante nueve meses, Felipe Nori simuló ser otra persona. El hombre fue contratado en agosto de 2017 para cubrir guardias de clínica médica pero no tenía título, entonces usó la matrícula, el DNI y el diploma de un médico brasileño, llamado Joao Peixoto Dos Santos Neto, con quien había estudiado. Nori dejó de ir al hospital a mediados de abril, cuando surgieron sospechas sobre su identidad. Tras conocerse el caso, se radicó una denuncia penal en la Fiscalía Nº 1 de Cañuelas por uso de identificación falsa, estafa, falsificación de documento público, ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores.

Luego se conoció un segundo caso de características similares: una mujer llamada Thais Soares Costa había ejercido como médica en el mismo hospital usurpando la identidad de otra mujer, llamada Sonia Banhuki Galvao. Fue denunciada por las mismas causales que Nori.

La concejal Elisabet Romero dijo que los falsos médicos no son pareja, como había circulado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído