El cura acusado de abuso sexual, ante las víctimas

El primer testimonio pidió que no esté Justo Ilarraz en la sala y contó durante tres horas sobre su accionar. Otras víctimas prefieren hablar en su presencia.

Buenos aires. La audiencia cerrada al público, en el juicio contra el sacerdote Justo José Ilarraz, tiene como protagonistas exclusivos los testimonios de las víctimas. Más de tres horas estuvo el primer denunciante que convivió con Ilarraz en el Seminario de Menores desde 1988 hasta 1993, cuando el acusado se desempeñaba como prefecto de disciplina en la institución que albergaba a alrededor de 40 niños. Ilarraz está imputado por abuso sexual de siete menores que por aquella época tenían entre 12 y 15 años.

Entre las cuestiones preliminares -hubo importantes avances para el juicio- quedaron expuestas también las peticiones de las víctimas: algunas querían dar su testimonio con Ilarraz presente, otros no. El primero de los testimonios se hizo sin su presencia. Por más de tres horas, uno de los siete denunciantes dio detalles de cómo eran aquellos encuentros y en qué lugar se daban. “Fue un relato extenso, pero también emotivo porque no nos olvidemos que estos hombres eran niños por aquel entonces”, contó uno de los abogados querellantes. En su mismo testimonio, “el sobreviviente” (así se hacen llamar por la ONG que los agrupa, Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico) también admitió que mantuvo reuniones por este tema con quien fuera obispo, Estanislao Esteban Karlic. “En tres o cuatro oportunidades me reuní con Karlic para comentarle de los abusos”, dijo. Karlic está citado a declarar para el 9 de mayo pero por su avanzada edad (92) se le tomará declaración donde reside.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído