Alegre, alias Chakalón, creyó que podría sortear los controles policiales frecuentes en las inmediaciones del estadio y así ingresar a las tribunas de La Bombonera, pero la jugada le salió mal: un efectivo lo detuvo, le requirió el documento y el lector hizo su trabajo, ya que demostró que el joven tenía pedido de captura desde noviembre de 2016 por los crímenes de Alejandro Fauda y Gonzalo Torres. Tras verificar la información, la Policía de la Ciudad esposó al joven, vestido con una camiseta de Boca, y lo puso a disposición de la Justicia.

El caso de Alegre no fue la única detención de la tarde. La Policía de la Ciudad capturó, bajo la misma metodología, a Roberto Carlos Pelliza, de 44 años, con pedido de captura por el delito de defraudación contra la administración pública. La orden había sido emitida el 14 de septiembre de 2016 por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Rosario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído