La atropelló un camión, murió y dio a luz a un bebé

Era una limpiavidrios, que falleció en el acto. La criatura está bien.

Buenos Aires. Un camión de carga embistió a una mujer embarazada en situación de calle en la localidad bonaerense de San Miguel. La chica, de 20 años, murió en el acto, pero dio a luz a una beba que fue rescatada por dos policías que circulaban por el lugar. La criatura se encuentra en perfecto estado de salud.

El accidente se produjo cerca de las 23 del viernes en el cruce de Ruta 8 y la Avenida Ricardo Balbín, de la mencionada localidad del oeste del conurbano bonaerense, cuando un camión semirremolque Fiat Cargo perteneciente a una empresa naviera chocó de costado a la mujer, que se encontraba limpiando vidrios. De acuerdo a la reconstrucción del hecho, el vehículo venía por Balbín hasta llegar a la rotonda, donde giró para tomar la Ruta 8 en sentido Bella Vista. La mujer recibió el impacto del acoplado mientras cruzaba la calle.

Te puede interesar...

34 semanas de gestación con las que nació la beba.

Su estado es saludable. Permanece internada y, según contaron los médicos que la atendieron, no sufrió ningún tipo de complicación, más allá del duro contexto en el que nació.

Una policía oyó el llanto de la beba. “Los pantalones de la chica se movían, los rompí y vi la cabecita y la mano de una beba que se movían”, relató

Un móvil policial que transitaba por la zona acudió rápidamente al lugar. Los efectivos Gonzalo González y Emilce Iramaín intentaron asistir a la víctima. No bien bajó para atender a la mujer, Emilce se dio cuenta de algo que no podrá olvidar en su vida: del cuerpo de la joven fallecida brotaba el llanto de un bebé. Era su hija que acababa de nacer. Desesperada, la oficial se acercó a la mujer pero se dio cuenta de que ya era tarde, no respiraba. “Fue entonces que vi cómo los pantalones de la chica se movían”, relató Emilce. Ahí, entendió que en medio de la tragedia había ocurrido un milagro. Detuvo el tránsito a los gritos, pidió que le consiguieran un cuchillo y así logró romper la tela del pantalón de la mujer atropellada. Y fue entonces que la vio: “La cabecita y la mano de una beba que se movían”, dijo aún conmovida. “Pedí una ambulancia urgente, que por favor vinieran lo más rápido que pudieran”, explicó la policía y siguió: “No sé cómo hice, saqué fuerza de no sé dónde. Voy a una carnicería y me hace mal, pero ahí no podía dejar de actuar. Y entonces empecé a sacar a la beba”. Cuando Emilce estaba por cortar el cordón umbilical, llegó el SAME. Con una pinza, la médica logró sacar al bebé, que ya no lloraba y que poco a poco perdía el calor corporal. Rápido, la llevaron al hospital Larcade.

La beba, que nació con 34 semanas de gestación, permanece internada en neonatología. “No sufrió ni un rasguño”, comentaron. Pesó 2,180 kilos. Hasta el momento no hay pedidos por el paradero de la fallecida, quien no contaba con identificación. En tanto el conductor, de 33 años, quedó imputado por homicidio culposo.

La mujer policía quiere que sea Milagros

Según se pudo comprobar en los videos de las cámaras de seguridad de la zona, el camionero nunca vio a la mujer, que cruzó por la ruta de manera imprudente. Mientras tanto, la bebé sigue internada y todavía ningún familiar se acercó para reclamarla. Es que la mamá no tenía identificación al momento del accidente y desde la fiscalía la describieron como una mujer de unos 20 años, de tez trigueña, cabello largo oscuro, que vestía musculosa gris y pantalón floreado. La policía Emilce Iramaín ya fue a visitar un par de veces a la recién nacida y pidió que su nombre sea Milagros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído